¿Qué comemos?

images9K4VZVQR

En las dos últimas décadas los alimentos cambiaron. ¿Lo has notado? … al pan ya no le sale moho, los saleros ya no necesitan los granos de arroz para evitar la humedad, la leche dura una eternidad y en general los plazos de vencimiento de los alimentos cada vez son mas largos. ¿Tanta maravilla será buena para nuestra salud, o en algún momento ésto nos pasará la factura?

La industria alimenticia con el fin de conservar mejor los alimentos y darles más sabor ha desarrollado infinidad de aditivos químicos ¿Pero qué causan éstos en nuestro cuerpo al largo plazo?… nadie lo sabe con exactitud, existen tantos estudios que aseguran que son inofensivos como otros que demuestran lo contrario.

Creo que cuando realizamos las compras no solo debemos pensar en el precio también debemos pensar en las implicaciones y costos que tendrá el consumo frecuente de ese alimento en nuestra salud. Como ejemplo voy a tomar lo salsa de soja que durante mucho tiempo se consumió en mi casa pensando lograr una mayor economía, a simple vista parece un producto inofensivo hasta que lo puse a prueba y la mejor forma para realizar esto es revisar la etiqueta de los ingredientes. Mi salsa o mejor la salsa que usaba entre sus ingredientes tenía dos componentes que me llamaron mucho la atención los cuales son: acentuador del sabor o glutamato monosódico y antiespumante o silicona.

blog.foto19

El glutamato monosódico (GMS o E621 o HS 29224220) es una aditivo que ha generado muchas discusiones acerca de si uso es seguro o no para la salud, por lo cual en muchos países se exige que se indique su presencia en las etiquetas de los productos que lo contienen, algunos estudios de científicos que no avalan su consumo como seguro muestran los resultados de experimentos con ratas que al consumir este aditivo les han generado problemas visuales, alteración del funcionamiento de los canales de calcio en la membrana celular, alteración del hipotálamo y en consecuencia de los sistemas que regulan el apetito generando adicción y tendencia a la obesidad.

Con respecto al componente atiespumante o silicona no encontré mucho solo que sirve como un homogenizador, pero me pareció curioso que durante mucho tiempo especialmente en las tardes tenía un dicho que me surgió de forma espontaneo, el cual era: “ siento burbujas en mi cerebro”, no se si tenía relación con ésto el caso es que desde que la dejé de consumirla dejé de sentir aquella sensación y no volví a decir mas aquella frase.

Obviamente todos queremos hacer rendir más el dinero en el corto plazo y aprovechar la facilidad que nos ofrecen los productos empacados y refinados, y a veces me siento un poco paranoica hablando y estudiando estos temas pero reflexionar y conocer más acerca de qué comemos vale la pena, es una inversión en dinero y en tiempo que se reflejará en un mayor bienestar y eso es invaluable.

Como dato curioso te cuento que a principios de este año Subway anunció que dejaría de usar en Estados Unidos un agente blanqueador como ingrediente para elaborar su pan el cual también se utiliza para hacer tapetes y suelas de zapatos, … es importante saber qué comemos… ¿tú qué crees?

Feliz inicio de semana y hasta la próxima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s