¿Sabes cuáles son los tóxicos que se esconde en tus alimentos?

Para nadie es un secreto que la industria alimenticia utiliza varias colorantes, aromatizantes y conservantes. ¿Pero sabes cuáles de estos aditivos son tóxicos? En este post te comparto algunos de los más utilizados que debes evitar:

Colorantes

Tartrazina (Amarillo): producto químico peligroso para la salud. Se le atribuyen riesgos importantes de alergias.

Amarillo de quinoleina (Amarillo): producto químico. Existe una gran controversia con respecto a su inocuidad ya que se le han encontrado riesgos tóxicos potenciales.

Negro brillante (Negro): producto químico tóxico.

Azorrubina (Rojo): existe gran controversia con respecto a la inocuidad de este colorante.

Amaranto (Rojo): se le conocen riesgos importantes de alergias y además es cancerígeno. Su utilización está prohibida en Rusia.

Rojo cochinilla (Rojo): producto extremadamente peligroso, tiene riesgos importantes en alergias.

Eritrosina (Rojo): producto químico con riesgos importantes de alergias.

Verde brillante (Verde): producto químico peligroso y cancerígeno.

Caramelo amonio (Café): producto obtenido del calentamiento del azúcar en presencia de sales amoniacales. Su inocuidad no ha sido demostrada.

 

Saborizantes y Aromatizantes exaltadores del gusto.

Glutamato de Sodio, utilizado en: sal de mesa, sopas y sustancias de paquete, en general se utiliza en todos los productos salados. Producto químico que aumenta el deseo de comer (Ver también: ¿Qué comemos?)

Ácido guanilínico e inosínico, utilizado en varios productos alimenticios y bebidas, es un producto químico derivado del fósforo. Puede afectar el crecimiento y el metabolismo en general.

Aromas: lamentablemente se ha dejado gran libertad a la industria en la utilización de aromas sin conocer las consecuencias en la salud de los consumidores.

 

Conservantes o preservativos

Ácido benzoico y sus derivados, utilizados en el caviar y camarones, es un producto químico peligroso que puede causar alergias y es cancerígeno.

Sulfito de sodio de calcio, Bisulfito de sodio de calcio, Disulfito de sodio de calcio de potasio, utilizado en confites, gelatinas, jugos de frutas, vino, cerveza, mostaza y pescados secos. Productos químicos peligrosos que irritan el tubo digestivo, inactivan la vitamina B, y son responsables de alergias.

Nitrito de sodio, nitrato de sodio de potasio, utilizado en charcutería, productos químicos peligrosos. Destruyen los glóbulos rojos, reaccionan con las aminas para formar nitrosaminas que tienen potencialidad cancerígena.

Anhídrido carbónico, utilizado en bebidas gaseosas, es un producto químico sin problemas toxicológicos, pero lentifica la digestión por inhibición de enzimas digestivas.

 

Antioxidantes

BHA y BHT, utilizado en aceites y grasas destinadas a la industria alimenticia, en purés de papas comerciales. Productos químicos que elevan el nivel de grasas y el  colesterol en la sangre. Según la O.M.S puede causar retardo en el crecimiento.

 

Emulsionantes, estabilizantes, espesantes y gelificantes

Polifostato de sodio de potasio, utilizado en charcutería y quesos fundidos. Productos químicos que pueden trastornar la digestión, y en los niños puede ocasionar descalcificación.

Esteariol lactilato de sodio y calcio, utilizado en pastelería y chocolatería, productos químicos que generan problemas digestivos. En Francia está prohibida su utilización.

 

Esta semana te propongo que realices en casa algo que usualmente compras en el supermercado. En mi caso fue hacer una mermelada baja en azúcar. De pronto no lo sabes pero las mermeladas convencionales utilizan por cada kilo de fruta un kilo de azúcar blanca. Adicionalmente, varias de éstas tienen sulfitos y algunas son enriquecidas con jarabe de maíz “High fructuse corn syrup” el cual está relacionado con el aumento de la grasa corporal, colesterol, triglicéridos y un mayor riesgo de infarto especialmente en mujeres, y es un producto que proviene de un transgénico.

La mermelada que te propongo solo tiene tres ingredientes, es fácil y no tiene ningún aditivo químico. En este video te dejó la receta.

¡Feliz semana al natural, sin aditivos ni conservantes!

Post relacionados

¿Qué comemos?

La vida rápida no es mi eslogan

 

Bibliografía: Alimentación Natural, comiendo y viviendo mejor, Roberto Moreno Z y Ana María Llano M, Grupo Cuatro, 1991

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s