El peso y el valor de las cosas, la vida en dos maletas. ( Parte 1: Estrategias y plataformas para vender, donar,regalar y reciclar tus cosas en Bogotá )

Mi Gran Regalatón

En el pasado había depurado mi casa de: cosas dobles, cosas que ya no usaba, cosas sin sentido, entre  otras muchas cosas  más ( Ver: ¿Qué dice tu casa de ti?).  Pero esto era poco al compararlo con lo que tenía que hacer para mudarme a otro país.  Después de  revisar las tarifas de las mudanzas internacionales, los costos de envío, las regulaciones, el voltaje de los electrodomésticos,  entre otras muchas cosas más, decidimos llevar de Colombia lo necesario, lo cual se resumió en dos maletas.

 

En la medida que sacaba cosas de mi casa  las preguntas comenzaron aparecer: ¿De dónde salen tantas cosas? ¿Es preciso guardar las camisas y mamelucos que usaba de bebé? ¿ Cuántos dibujos hechos por mi hija debo guardar ? ¿Por qué en esa reunión de trabajo  decidí aceptar esa vela cantarina  que  me disgusto desde el primer momento  en que la ví? ¿ Por qué compré aquella blusa naranja  que solo use en dos oportunidades? … ¿Por qué en el pasado malgasté mi dinero en tantas y tantas cosas que no valían la pena?

Sin duda revisar tus cosas con consciencia te confronta de muchas formas y  desprenderse de  éstas no es una tarea tan fácil como se piensa. En este proceso decidí por lo menos encontrarle  un hogar a las cosas que tenía y en el caso de no poderle hacer  por lo menos tratar de incorporarlas en  algún proceso industrial,  por último y no menos importante obtener  algún dinero para financiar algunos de los gastos del viaje.

Algunas estrategias que utilicé para que mis cosas no terminaran en la basura y le siguieran sirviendo a otros.

Regalatón  y Venta de Garage: esta fue una de las estrategias más exitosas que tuve para encontrarle a mis cosas un segundo hogar. Realicé un evento de un fin de semana con una pequeña difusión en  Facebook (aplicación de eventos) y algunas  invitaciones a los vecinos en mi barrio, quienes  acudieron muy puntuales a la cita. Todos salieron muy felices porque  se llevaron cosas buenas a muy buenos precios y  otras regaladas.

Venta de Libros de Segunda Mano: En Bogotá puedes encontrar especialmente en el centro de la ciudad algunas librerías que te compran los libros de segunda mano. En mi caso decidí regalarlos a familiares, amigos, vecinos y personas que me los encargaron, solo algunos los vendí a precios muy económicos en la Venta de Garage.

 

Almacenes de Muebles de Segunda Mano:en el Directorio Teléfonico de la Ciudad puedes encontrar varios almacenes de muebles  de segunda mano, pocos son los que anuncian sus servicios en internet. Por lo general  te piden fotos por WhatsApp o por correo electrónico, si se interesan en algunos de tus muebles  te los recogen en tu casa  o  tienes que llevarlos al almacén en donde  te los aceptan  bajo la modalidad de consignación, solo  unos pocos te los compran directamente. Tienen un margen de intermediación del 25% con respecto al valor de venta de los muebles que ellos establecen. Con esta estrategia no tuve mucho éxito porque el estilo de mis muebles no les pareció muy comercial.  

 

Ventas por Internet: puedes utilizar páginas como la de Mercado Libre  o OLX. Aunque publiqué varios de mis muebles para la venta en estas páginas no fue mi estrategia preferida debido a costos y políticas de envío, pero a varias personas que conozco estas plataformas les han funcionado muy bien. También puedes publicar tus avisos a través de grupos de Facebook pero en mi caso esto tampoco  fue  efectivo.

Venta de ropa de segunda mano: intente también vender parte de mi ropa en la plataforma llamada El Baúl , quienes fueron muy expeditos en recoger mis prendas  sin ningún costo en mi casa. Según la evaluación que realizaron con respecto a la ropa que les suministré, 10 prendas lavadas y en buen estado que es la cantidad mínima que reciben, solo una paso la prueba para la venta, un top que nunca use, las otras solo se podían donar. Aunque quedé un poco aburrida con el resultado de mi experiencia creo que esta plataforma es interesante para renovar tu guardarropa. Las prendas que no son aceptadas para la venta las puedes donar a través de las fundaciones con las que trabaja esta empresa o te las pueden devolver, mi opción fue donarlas.   

Donaciones: este fue el destino de muchas de mis cosas. En Bogotá puedes acceder  a esta opción a través de fundaciones como el Minuto de Dios y muchas otras más. Decidí donar parte de mis cosas a la Fundación  Niños de los Andes  que me ofrecían la facilidad de recogerlas en mi casa. También doné muchas cosas de mi hija a fundaciones pequeñas y a vecinos que realizan acciones de beneficencia.

Reciclaje: muchas de las cosas que no pude ni  vender, donar, ni regalar las recicle. En Bogotá, la labor del reciclaje la realizan personas que se dedican a esta actividad ambiental. Los recicladores por lo general recogen determinados días de la semana materiales básicos como papel, vidrio, plástico y latas .  En mi caso no solo tenía estos materiales también tenía otros como aparatos electrónicos dañados que no se pudieron arreglar, es decir tenía Residuos Electrónicos los cuales son peligrosos y tienen un tratamiento especial. Por lo cual  debes llevarlos a los lugares autorizados, para esto consulté la página de la Secretaría de Ambiente del Distrito Capital , y debido a que no estaba actualizada perdí tiempo llevándolos a los puntos móviles que no estaban operando,  por fortuna me pude comunicar con el personal de la Secretaría quienes me orientaron que podía llevar estos residuos a los puntos fijos.Por cercanía los llevé al punto del Centro Comercial Titán.

 

En varios sitios de Bogotá como centros comerciales y supermercados también  puedes llevar otras clases de residuos  que son peligrosos y necesitan un disposición adecuada, como: pilas, baterías de celulares, luminarias ahorradoras, entre otros muchos más, te dejo los siguientes links de varios programas de reciclaje que operan en la ciudad.

 

Residuos Peligrosos: programa ECOLECTA.

Luminarias usadas, es decir bombillos ahorradores, es importante llevarlos al sitio especializado porque tiene materiales altamente tóxicos que se desprenden cuando se rompen o deterioran. thttp://lumina.com.co/

 

Neveras: programa de posconsumo de neveras en Colombia, se encarga de la recolección y reciclaje de estos electrodomésticos.  http://www.redverde.co/

 

Reutilización de Aceite Usado: por mucho tiempo recolecté el aceite de origen vegetal usado en mi cocina, para su adecuada reincorporación a los procesos industriales me  contacté con una empresa que  ofrece los servicios de recolección de aceite usado en la ciudad,  quienes me aseguraron que iban a pasar a recogerlo, lo cual nunca hicieron a pesar de mi insistencia. Por fortuna un restaurante que frecuenta mi familia recibió  mi aceite como caso especial y lo envió con la recolección de su aceite usado para su reutilización. En Bogotá necesitamos más programas especializados para la recolección de aceites que provienen de los hogares, por lo general las empresas recolectoras privadas no se interesan en recoger pequeñas cantidades y es una pena porque desincentiva la adecuada utilización de este residuo que es altamente contaminante. Hace poco leí que existen algunos puntos en Bogotá, te dejó el link aquí (aceites)

(Actualización 2/03/2018: en este link puedes encontrar algunos sitios de recolección de aceite en Colombia, especialmente: Bogotá, el Departamento de Bolívar, Cali, Barranquilla y Medellín)

 

Con el tiempo contado para entregar el apartamento en donde vivía pude lograr mi objetivo en gran medida. En el proceso también  aprendí varias cosas para no cometer de nuevo el error de llevar cosas sin consciencia a mi casa, por ahí dicen que lo que posees te posee, en la próxima entrada te compartiré algunas reflexiones con respecto a este tema.