Compras a granel en un Mercado Medieval

Vista del Mercado desde el puente.

Desde el puente que atraviesa el Río Lima, al que los romanos llamaron el río del olvido por confundirlo por su belleza con el mítico río Lete, veo el mercado. Se extiende por la calle principal paralela al río y su alameda. Son varios puestos agrupados por carpas y hasta trailers que le dan un poco de alegría a este día invernal.

Una calle del mercado

Cada quince días desde el siglo XII, campesinos, artesanos y comerciantes en general traen sus productos para ofrecerlos en el pueblito más antiguo de Portugal. Parece un día de fiesta. Un puesto de plantas y semillas parece adornar la vía al ofrecer sus cactus,suculentas, pensamientos y otras plantas en flor que me hacen pensar que el fin del invierno está cerca. Los panes y galletas tradicionales que ofrecen en otro, desprenden un olor que me invitan a comer algo tentadoramente delicioso en medio de la mañana.

Plantas suculentas que se ofrecen en el mercado.

Antes de empezar me encanta curiosear por varios puestos y así paso por las artesanías que con sus golondrinas en cerámica me anuncian la primavera y los canastos me hacen añorar los días soleados del verano. Sigo al puesto de las maderas y me encuentro con herramientas hechas a mano para utilizar en el jardín, veo posibles detalles que me gustaría regalar como unos pequeños llaveros de madera en forma de osos o una navaja sencilla que necesito para usar en el jardín

Me gusta pasar por el sitio en donde algunos campesinos venden pequeños animales de granja especialmente: gallinas, patos y conejos. Pienso que han tenido mejores vidas que los animalitos que viven en granjas industriales. Algún día me gustaría traer algunos a casa para que formen parte del ecosistema que estamos construyendo y de alguna forma crear un pequeño santuario para animales de granja. Pero por ahora esta idea se ve lejana, me conformaré por el momento en darle albergue a pájaros e insectos benéficos.

El tiempo pasa rápido y más vale que inicie a buscar los alimentos que tengo en mi lista, los cuales los voy a comprar a granel y sin empaque. En este lugar así como en otras plazas tradicionales me ofrecen la posibilidad de comprar por lo menos algunos productos de este forma y de paso apoyar a las economías locales. He traído conmigo mis bolsas de tela, las cuales hice hace un tiempo con una tela de algodón y otras con un forro de una sudadera vieja, también traje algunos contenedores para algunos frutos secos, si los veo.

Comprando tomates a granel en el mercado.

Comprar en un mercado abierto así como en una plaza o un mercado tradicional tiene muchas ventajas, entre estas tener un contacto más cercano con el campo y su realidad. Es un punto de encuentro entre vecinos y amigos que se detienen a hablar en las calles, se estrechan las manos, se dan abrazos y hasta dos besos, una en cada mejilla, a la despedida.

Granos que se ofrecen a granel en el mercado.

He comprado algunos granos y semillas, al tendero le han parecido simpáticas mis bolsas de tela. En otro puesto ya me conocen y les parece normal que no necesite bolsas plásticas para empacar las compras. Aún me falta encontrar los delantales de tela que necesito para la cocina y por eso paso por la zona de confecciones en la cual encuentro las promociones más irrisorias de ropa desde dos euros. Casi toda “Made in China o PRC” y casi toda 100% Poliéster.

Es difícil encontrar algo local, porque hasta lo que parece local o artesanal resulta chino. En la tarea de revisar marquillas y materiales pienso que esta adopción desmedida de la Internacionalización de la economía y de la especialización del trabajo promulgada por David Ricardo en 1817, en el largo plazo le ha hecho mucho daño social, económico y ambiental a varios comunidades. Por fin entre tanto buscar encontré algo local y 100% algodón.

Delantales, compré dos de éstos.

Venir a estos espacios me genera una gran fascinación porque veo el mercado en acción y la diversidad local. Mis compras por este día han terminado, el aire libre y el olor de la frescura de las frutas y verduras me han sentado bien, me imagino que encontraré más espacios así…

Mis compras a granel en el día.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s