Campesinos con Wifi ( 6. “Dig on for the Victory” )

 

Levantar aquel césped del jardín parecía una tarea titánica. Especialmente si eres una chica citadina que nunca ha tenido entre sus manos una pala o un azadón. Me costaba tanto empezar. La estigmatización de las labores del campo hacían un gran eco en mi cabeza, quería los resultados pero no hacer el trabajo.

Por varios días pensé que sería mejor iniciar una huerta sin cavar y que para poder empezar necesitaba camas de maderas y otros suministros. En otras oportunidades  el mal tiempo fue la excusa perfecta para no iniciar. Mientras me debatía entre el mal tiempo y las posibles técnicas de cultivo mis vecinos simplemente cultivaban como habían hecho sus ancestros.

Unos días antes de la pasada primavera  dejé las excusas, los prejuicios, los pretextos, mi sentimiento de incompetencia, mi sensación de fragilidad y cavé…

Las primeras azadas parecían rebotar en el césped el cual no cedía. Tomé  la pala y enterré su filo hasta encontrar tierra. En mi mente volví a ese primer momento en la vida de cualquier infante que se maravilla jugando con la tierra, antes de que le digan que la tierra es sucia.

Ayudante gatuna

Ví varias lombrices de tierra, una cigarra y otros insectos.  El césped cedió y descubrí un lienzo negro maravilloso y lleno de vida en donde podía sembrar la anhelada huerta. También encontré algunos tesoros como un pedazo de un azulejo y una cuchara antigua, los cuales aún hoy guardo.

 

Ayudante perruna.

 

Sin embargo, el trabajo fue intenso, fueron muchas las secciones para levantar una parte del césped. En las cuales  recordaba una fotografía de un afiche de la campaña:” Dig on for the Victory”, la cual encontré en el primer libro de horticultura que leí, con la que  promocionaron la agricultura en: parques, canchas de fútbol y en cualquier espacio disponible durante la primera y la segunda guerra mundial en Inglaterra.

 

Si tan solo me hubiera percatado que aquel dibujo tenía un tridente y no un azadón o una pala redonda que era lo que yo en ese momento usaba, el trabajo hubiera sido menor.

Casi al finalizar mi trabajo de excavación mi esposo se animó a interrumpir sus labores  para mejorar la simetría del hueco que había hecho en el jardín. Mi esposo y mi hija nos son  grandes fanáticos del jardín pero ayudan con varias de las labores que éste demanda, las cuales no son pocas.

Con el transcurrir de este año he observado como mis vecinos usan ciertos adminículos totalmente desconocidos para mí, con los cuales quitan las hierbas y el pasto de una manera muy eficiente. Al parecer aterricé en otro planeta en el cual soy una analfabeta en estos menesteres del campo.

Así se veía la huerta en junio de 2017

Pero a pesar de mi incompetencia y falta de información sembré una pequeña huerta, en la cual cultivé el año pasado: girasoles que hicieron la delicia de los pájaros, tomates cherry que se dieron hasta noviembre,  kale que todavía sigue creciendo y dando hojas después de una año (creo que uno de los cultivos más fáciles y resistente que he visto hasta el momento), lechugas que llegaron a un  tamaño descomunal, zucchinis que se produjeron de forma incesante y más que abundante durante todo el verano, zanahorias que salieron bailarinas, entre otros muchos y muchos más alimentos.

 

Tener una pequeña huerta de hortalizas más algunos árboles frutales me ha dado una visión maravillosa de la vida y de la naturaleza. Pasé de la ciencia que estudia la escasez, que es la Economía, al arte de la abundancia y la belleza, que es la Horticultura.

 

¡Buena siembra y buena cosecha para este inicio de primavera!

Tip Eco-amoroso No.2. Compost para quién no puede compostar (parte No.1)

¿Quieres compostar?

… pero por ahora no puedes.

Compostar puede parecer algo abrumador. Lo entiendo, antes de compostar en casa también tenía muchas inquietudes con respecto a este proceso: ?¿tendría el espacio suficiente? ¿el proceso de compostaje podría generar malos olores?  ¿cuál de todos los método sería el más apropiado para mi familia?

Al ir aprendiendo y experimentando con el compost todas las inquietudes se fueron resolviendo, también fui aprendiendo de mis equivocaciones. Me dí cuenta con el tiempo que podía realizar algunas prácticas en cuanto al almacenamiento de algunos residuos que hicieron que el proceso del compostaje fuera más fácil y de más rápida biodegradación. Estas prácticas son tan útiles y efectivas que permiten utilizar algunos de los residuos directamente sobre las plantas, sin necesidad de depositarlos en la compostera o en una pila de compost.

Compost para quién no puede compostar. Con el tiempo he aprendido a separar algunos residuos. De izquierda a derecha van los residuos de cocina que pico antes de introducir en la compostera, algunas cáscaras de papa, restos de café que dejó secar y si sigues leyendo el post te voy contar acerca de un residuo que puedes utilizar sin necesidad de un proceso de compostaje.

Debido a que no requieren de un gran espacio ni de mucho tiempo cualquier persona, incluidas las personas que viven en aparta-estudios con agendas muy apretadas pueden realizarlo. No necesitas de ninguna  inversión, requieren poco tiempo, no generan ningún mal olor y te permiten aprovechar los residuos de tu cocina de una forma fácil y sencilla.

Con este tip eco-amoroso de compostar sin compostar te propongo aprovechar las cáscaras de huevo. Un recurso muy rico en calcio pero de difícil degradación. A través de los siguientes pasos podrás aprovecharlas de una forma efectiva y rápida:

1.Lavar las cáscaras de huevo, dejarlas escurrir y secar.

2.Guardarlas en un lugar seco hasta juntar las suficientes para molerlas o pulverizarlas.

Estas son las cáscaras que he guardado por un tiempo, previamente las he lavado y dejado secar muy bien, las voy guardando y cuanto tengo muchas continuo con el proceso.

3. Dejarlas secar muy bien, para esto puedes dejarlas al sol o usar el calor remanente del horno que queda después de preparar alguna comida.

4.Pulverizarlas o molerlas con ayuda de un procesador o  de un mortero.

5.Guardar las cáscaras pulverizadas o molidas en un frasco de vidrio.

En este frasco acumulo las cáscaras y cuando está lleno lo utilizo.

6.Espolvorear sobre la tierra de macetas, árboles vecinos o en el compost.

Puedes aplicar sobre el suelo de árboles y plantas, pero sigue leyendo que tengo un aviso importante acerca de su uso.

Es importante mencionar que las cáscaras de huevos molidas son también utilizadas para el control biológicos de caracoles y babosas. Por lo general cuando noto su presencia prefiero  cubrir con un poco de tierras las cáscaras pulverizadas y añadir alrededor del árbol o planta ceniza de leña que es un control gentil con estos glotones del jardín. Desplazarse por la ceniza es incómodo para caracoles y babosas, lo cual desmotiva el avance hacia la dirección de las plantas que quieres proteger, sin herirlos como las cáscaras molidas.

Un hermoso limonero que cuido va recibir este aporte en calcio.

Comparte con familiares y amigos este consejo. Necesitamos más Eco- amorosos en el planeta.

Otras entradas relacionadas:

Tip Eco-amoroso (1. Cambiar las esponjas plásticas por estropajo)

Qué es el Compost y fabricando mi Compostera

Cocinando el Compost