Yo También Creí que los Anillos eran un Símbolo de Amor Eterno (Cuestionado Tradiciones y su Impacto)

Entre la penumbra y con la sensación de poder saborear el aire por la humedad caminábamos sin afán por los túneles subterráneas que se encuentran a 180 metros bajo la tierra de la Catedral de Sal de Zipaquirá. Las luces cambiantes entre el púrpura, el azul y el blanco  mostraban lo que el ingenio humano puede hacer al tratar de doblegar a la naturaleza y lo que ésta a su vez también puede hacer a través del tiempo.

Algunos ángeles de piedra al estilo renacentista acompañaban el camino, mientras centelleaban en las paredes  rosas de sal y en el techo colgaban las estalactitas formando así un camino diamantino que resplandecía por la  luz tenue que alumbraban los senderos. Sin duda es un lugar especial en donde se juntan la fe católica y la mística pagana  grabada en la piedra. Tal vez ese ambiente impulsó a mi novio a realizar una propuesta.

Al iniciar el camino de regresos en uno de los corredores de aquel inmenso complejo subterráneo  cerca de la sala del Cine 3 D y de las tiendas de recuerdos. Mi novio de forma espontánea se inclinó sobre sus rodillas.

Desconcertada por ese súbito movimiento y sin entender lo que estaba pasado lo miré asombrada mientras escuché de sus labios una propuesta de matrimonio. La  emoción y la felicidad te caen de repente, el hombre de mis sueños me había propuesto matrimonio, a lo cual respondí ¡Si!

Cerca y casi de forma conveniente en aquel corredor se encontraba una tienda de joyas, piezas especialmente en oro, diamantes y esmeraldas. Mi prometido me dio a escoger entre los diferentes anillos de compromiso que tenían en aquella tienda. Escogí uno muy hermoso, nunca antes había tenido algo así.

El embrujo verde de las esmeraldas me cautivó, ese mismo que cautiva a mineros y guaqueros de mi país que arriesgan su salud, su seguridad y su vida para conseguir una esmeralda más.

Salí de las entrañas de aquella  montaña radiante con una sonrisa en mi rostro y una promesa de amor hecha anillo. Mientras que los mineros salen  todos los días cubiertos de polvo, con un costal de desperdicios a sus espaldas, la mirada perdida debido a que las esmeraldas no les sonríen  a ellos todos los días.

Mucho tiempo después reflexiono acerca de mis acciones, mis deseos, mi vida, me cuestiono tantas cosas. A pesar de ser una persona sensible con el ambiente desde mi época de estudiantil especialmente como el reciclaje y el impacto de los residuos he ignorado tantos otros. A veces por desconocimiento y otras veces por no querer saber de dónde provienen las cosas. Y como todos he heredado tradiciones sin cuestionar ignorando el impacto que éstas tienen.

¿Por qué y desde cuando formalizamos nuestro amor con anillos de piedras preciosas? ¿Es una tradición cultural o es una más fabricada por el comercio y la publicidad?  La respuesta a esa pregunta es igual que la respuesta a otras tradiciones que tenemos. Es simplemente una treta comercial que la tenemos tan arraigada en nuestra cultura por la publicidad que usa las películas, la televisión, la farándula y tantas  otras técnicas para convertir lo no tradicional en tradicional. Lo cual hemos aceptado sin cuestionar a lo largo de las últimas generaciones.

Antes 1938 nadie daba anillos de compromisos, pero ahora no dar un anillo es casi un insulto. Toda esta estratagema fue creada por el grupo De Beers que tiene el monopolio de estas piedras. Lo peor es que esa idea la tenemos tan metida en nuestro cerebros que a pesar de saber la realidad queremos esa promesa.

Lamentablemente muchas otras cosas sucias se esconden en esa tradición que parece tan brillante. Una es todas la muertes y el terror causado en muchas partes del mundo por este tipo de materiales. De pronto recordarás la película Diamantes Sangrientos que cuenta la tragedia de Sierra Leona, pero seguramente no tendremos que ir hasta África para encontrar los daños que hace la minería en otros lugares del mundo especialmente a poblaciones vulnerables, pero eso no es todo.

El oro que requiere un anillo mediano de bodas crea 20 toneladas de residuos mineros peligrosos, que se arrojan a los ríos y a los mares. Esto sucede porque para sacar el oro de la tierra se necesita cianuro. En ese proceso también se extraen otros metales como: el cadmio, plomo y mercurio. Todos estos son venenos mortales. Al saber ésto mi promesa de amor hecha anillo me recuerda otras cosas más. Me recuerda mi impacto negativo en el planeta y sobre todo mi gran ignorancia.

También me deja profundas reflexiones para replantear mis tradiciones. Algunas propuestas que surgen en mi cabeza es hacer estas tradiciones significativas, por lo general las joyas van perdiendo su lustre con los años y se van dañando, podríamos hacerlas de nuevo fundiendo los materiales que tenemos. Un anillo de boda se podría realizar con el oro de otras piezas que pertenezcan a las familias de los novios. Otra opción es comprar de segunda mano, se obtienen mejores precios. Y por último y tal vez la más importante es entender que el amor se construye cada día con acciones amorosas, con comprensión, entendimiento, respeto y tolerancia  y no con anillos.

 

2 comentarios en “Yo También Creí que los Anillos eran un Símbolo de Amor Eterno (Cuestionado Tradiciones y su Impacto)

  1. Hola, hace poco ví un documental llamado “hija de la laguna”, cuenta cómo la minería de oro atenta contra los pueblos indígenas y acaban ecosistemas para vender a precios exorbitantes en las joyerías en países “desarrollados”. No sé si exista oro sostenible, no creo que exista.

    • Hola Melanie. Ví los cortos de ese documental me gustaría verlo. Yo creo que minería sostenible no existe. Aunque recuerdo que los indígenas en mi país en tiempos prehispánicos con bateas en lo ríos iban moviendo las arenas del río hasta encontrar pepitas de oro, una labor que toma tiempo y con eso conseguían el material para los atuendos y artefactos de ceremonias religiosas y adornos. En el Museo del Oro que queda en Bogotá también se pueden apreciar piezas que ellos arreglaban, creería que a esa mínima escala y de esa forma sería sostenible, la otra es reciclar las piezas de joyería y las que se utilizan para celulares y otros aparatos. Gracias por pasar por este espacio y dejar tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s