La Historia que tengo con la Historia de las Cosas

 

La Historia de las Cosas de Annie Leonard es uno de los  libros que me ha acompañado en los últimos cinco años. Me ha dejado inmensas inquietudes acerca de diferentes temas los cuales a lo largo del tiempo he profundizado y escrito en este blog. Como por ejemplo: los tóxicos que se utilizan en los productos del cuidado personal, los efectos negativos del plástico en la salud, el impacto negativo de mi anillo de compromiso, el consumismo, la inequidad y muchos otros temas más.

Tengo una historia larga con este libro, eso se puede apreciar en sus hojas gastadas y manchadas con un café que derramé sin querer sobre éste hace tiempo. Fue por mucho tiempo uno de mis compañeros predilectos en los largos viajes de la casa al trabajo y también fue un de los pocos libros que conservé después de mudarme a otro país.

Cada vez que lo leo siento que se revelan datos que en una previa lectura no percibí en su total dimensión. Renuevo mi compromiso personal para disminuir mi impacto en la tierra; si es que eso de alguna forma es posible. Entiendo muchas cosas más y profundizó en otras que ni siquiera conocía.

A pesar que Annie escribió este libro para el contexto de Estados Unidos siento que es válido para todos los países del mundo, porque todos juegan un papel en este modelo económico de sacar- fabricar- tirar. Un modelo que ha dejado enormes inequidades sociales en el mundo.

Unas cuantas personas tienen las cosas y otros lamentablemente tienen la basura y los tóxicos. En síntesis la historia de las cosas es la historia de nuestra basura, del desastre ambiental y de la injusticia social.

Historia que se vio por primera vez a través de un vídeo  de 20 minutos llamado: “The Story of Stuff” al cual le siguieron otros más específicos  y este libro llamado:”La Historia de las Cosas, de cómo nuestra obsesión por la cosas está destruyendo el planeta, nuestras comunidades y nuestra salud. Y una visión de cambio”

En sus páginas también Annie nos narra cómo a través de diferentes experiencias laborales en el tema de rastrear basura tóxica pudo conectar puntos importantes que le permitieron observar el panorama de esta problemática de forma  completa. Y  así entender sus diferentes interrelaciones.

El desmonte de bosques, los tóxicos que se utilizan en los procesos productivos, el desperdicio, el desplazamiento de comunidades, problemas de salud y la injusticia social eran problemas que se relacionaban entre sí, pero al analizarlos por separado no se podía entender su interrelación y dinámica. Por fin pudo conocer que había pasado con los árboles de los bosques que frecuentaba cuando salia de campamento en su niñez en Seattle, pudo darse cuenta de cómo  hemos sobrepasado los límites naturales llegando a un punto en que es inminente redirigir este sistema en el cual participamos.

Para entender la filigrana del  sistema abordó cada una de las etapas desde la extracción  hasta la disposición, revelando sus conexiones, implicaciones y  las estrategias que le permitieron al sistema seguir creciendo. Estrategias como la obsolescencia programada y la percibida entre otras muchas más.

En este sistema hemos confundido el “bienestar” con el crecimiento económico continuo en un mundo finito. Un sistema que tiene por motor y lema el consumo. A través de campañas publicitarios, películas y hasta mandatos hemos creído que comprar y consumir es el camino a la felicidad. Lamentablemente nosotros también nos estamos consumiendo en este sistema, porque no somos ni más felices ni tampoco más sanos.

Nueve años después de su primera publicación en Inglés el mundo se sigue resquebrajando bajo nuestro pies, los datos que salen a la luz pública son peores. Cada persona en este mundo consume lo que pesa un tarjeta de crédito en plástico a la semana, la lluvia tiene plástico, los niños orinan plástico, las islas basura amenazan las playas, las especies se siguen extinguiendo, los bosques desaparecen, los ríos mueren, los glaciares se deshielan, se prevé que en unos pocos años los océanos tendrán más plástico que peces. El problema ya no se puede esconder más. Como dice Greta Thunberg: “Nuestra casa está en llamas”

Tenemos un ultimátum que nos está tocando a la puerta. Solo tenemos 12 años para poder cambiar los efectos adversos del cambio climático y de la contaminación de lo contrario no tendremos retorno.

¿Qué podemos hacer en un mundo que está a punto del colapso?

Es tan grande el problema que  las soluciones que podemos poner en práctica parecen tan insignificantes. Algunos de nosotros, los más sensibles al tema vivimos arrastrando la culpa por algún error que cometemos en nuestra cotidianidad, porque algo en nuestra forma de vida actual no la hemos podido cambiar. Es tan fácil no acertar en un sistema económico como el que tenemos.

Vivimos en la incoherencia al no poder hacer lo que sentimos y pensamos. Muchas veces hasta las pequeñas decisiones tienen un impacto negativo en el ambiente. Tal vez hemos pensado que la coherencia solamente es un estado del ser cuando también puede ser un camino.   

Para las personas que se sienten agobiadas por esta situación les diría que empiecen  con un cambio a la vez, eso le dará la fuerza para el siguiente cambio. Para los que llevamos un poco más de camino debemos hacer más activismo y apoyar más organizaciones e iniciativas en los diferentes frentes de la cadena del sistema, esa tal vez es mi mayor reflexión y también mi mayor reto después de releer este libro.

Hemos sido los causantes de este desastre pero también somos la cura, este sistema que hemos construido también lo podemos cambiar.

Si te interesa conocer más de este libro te dejo el siguiente vídeo en el que te cuento algunas otras cosas  más de este libro.

2 comentarios en “La Historia que tengo con la Historia de las Cosas

  1. Gracias Daya por recomendar este libro, lo vi en un stand en la feria del libro pero como Ya habia visto los vídeos, pensé que no me agregaría nada nuevo pero después de leer tu post y ver el vídeo, me doy cuenta que estaba muy equivocada. Ya Lo agregué a mi lista de libros pendientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s