Un Julio Fantástico (Así viví el reto de Julio sin Plástico en Bogotá)

Visitando a mi familia en Bogotá decidí inscribirme en el reto Julio sin Plástico (#Plasticfreejuly). Cuando me inscribí pensé que tal vez este desafío me animaría a seguir aprendiendo y  avanzando en un estilo y filosofía de vida con menos basura. El reto era como un aliciente para continuar. Desde hace algún tiempo me había sentido un poco estancada y frustrada con los resultados obtenidos y no era consciente de cuál era la dificultad que me impedía seguir avanzando.

Como si el destino me quisiera dar una mano con este aprendizaje podría realizar el desafió viviendo en el apartamento de mi hermano mientras él regresaba de un viaje. Por lo general las alacenas y cajones de casi cualquier casa  parecen arrumes de montoncitos de bolsitas de plástico; un poquito de arroz por aquí, otro por allá y la casa de mi hermano no era la excepción.  

Al guardar los alimentos en bolsitas es muy dispendioso saber qué se tiene y qué falta, por eso siempre uno termina comprando en el supermercado más de lo mismo que tiene almacenado en su casa.

Mi hermano me había dado carta blanca para hacer algunos cambios  en su casa de los cuales se va a enterar en este momento…debido a que el día de hoy llega de su viaje  y yo regreso a la casa de mi padre en donde pasaré algunos días antes de regresar junto con mi hija a nuestra vida campesina al lado de mi esposo y de mis mascotas que nos esperan. 

Para iniciar cambié gran parte de su sistema de almacenamiento de alimentos. La mayor parte  los organicé en unos lindos frascos de cristal que encontré en rebaja en un almacén en Bogotá. En éstos guardé los granos básicos, como: arroz, lentejas, frijoles y garbanzos. Otros alimentos los almacene en unos frascos de vidrio ociosos que encontré y otros que se consumen con menos frecuencia los dejé en sus bolsitas o envases plásticos los cuales  irán saliendo con el tiempo.

Una parte de la alacena que organicé de forma diferente

Guardar los alimentos en frascos o empaques transparentes  te permite saber casi de inmediato lo que necesitas comprar. Adicionalmente ésto ayuda a que tu cocina se vea y sienta más ordenada. 

Pensamientos que mantuve para aceptar el reto.

La experiencia me había enseñado que era mejor un cambio a la vez y no intentar alcanzar el resultado en una sola semana. Ya me había sentido frustrada y abrumada muchas veces tratando de cambiarlo todo al mismo tiempo. Tendría que aprender a disfrutar del proceso más que del resultado. Sin duda concentrarme en ésto  me ayudó a que este julios sin plástico fuera un julio fantástico. 

También la experiencia me había enseñado que tengo un margen de acción, el cual pude variar dependiendo del lugar en donde estés. 

Mi estado de salud también sería otro determinante para poder avanzar en el proceso, es muy difícil comprometerse con un reto como éste cuando tu estados de salud y energía no son los mejores. Sabía que tenía que ser consecuente con respecto a este tema. De hecho estuve enferma unos días y tuve que comprar un medicamento el cual venía en plástico.

Otro aspecto que afectaría mis resultados sería mi presupuesto y el precio de los productos a granel y de otras opciones alternativas sustentables. Lamentablemente algunos productos no están al alcance de mis posibilidades económicas, pero a través de la creatividad podría suplir de diferentes maneras mis necesidades. Como dice una persona que admiro: busque alternativas no productos. 

Sabía también que por más esfuerzos que realizará era posible que algún plástico de un solo uso se me colara. Pero eso no me iba desanimar, continuaría dando un paso a la vez y así encontraría la motivación para continuar con el reto.

Pasos iniciales

Con la cocina organizada y una revisión rápida de los elementos de aseo sabía por dónde empezar y qué necesitaba comprar. Pero no había traído mi kit de compras, cuestión esencial si quieres comprar a granel y sin empaque, por eso realicé uno. He hice muchas bolsitas de tela y hasta una campaña la cual puedes ver en este enlace (Ver link)

También desempolve un publicación que había escrito hace un par de años de compras a granel en Bogotá y hasta algunos datos los actualicé. Me uní a nuevos grupos de Facebook que han surgido con el tiempo  y hasta colaboré con un Directorio a Granel en Bogotá. Visite nuevos lugares y me dí cuenta que en Bogotá puedes conseguir muchas posibilidades para comprar a granel y sin empaques, hasta puedes comprar  productos de cuidado personal y de limpieza.

Disfrute comiendo muchas delicias colombianas que compré en la Plaza del Siete de Agosto en donde hasta me reencontré con personas que fueron mis tenderos predilectos cuando vivía en Bogotá. Compré a granel  y sin empaque: arepas, hierbas, una esponja vegetal gigante, chucula y otras delicias.

Así lucieron mis compras durante  el reto Julio sin Plástico

Las estrategias que utilice para evadir el plástico de un solo uso

  • Alistar mi kit  de compras, y mantener en el bolso una taza, algunas bolsa de tela y un pequeño contenedor.
  • Me concentré en un cambio a la vez según lo que necesitaba. 
  • Compartí con mis familiares y amigos la información  acerca del reto.
  • Planifiqué y me  anticipé a ciertas circunstancias en la medida de las posibilidades.
  • Conocí y  me vinculé con personas interesadas en temas de sostenibilidad. 
  • Experimenté nuevas formas  de hacer las cosas. 
  • Elaboré con mis manos diferentes manualidades, como: Bolsas de tela, tela encerada, bolsas de yute y bolsas de papel periódico, entre otros.
  • Ensayé nuevas recetas de cocina y compartí otras que ya sabía.
  • Aprendí cosas nuevas, cómo hacer jabón y otras formas diferentes de compostar.
  • Disfruté  y celebré los logros alcanzados.
  • Aprendí de los momentos en que las cosas no salieron como  yo quería.
  • Solicité con amabilidad que mis compras fueran sin empaque  y no me dí por vencida en el primer, ni el segundo, ni el tercer  intento.

¿Los goles del plástico de un solo uso?

Para todas las decisiones que realicé durante el mes creo que los goles que me metió el plástico de un solo uso fueron pocos si lo comparo con todos los aciertos. Estas decisiones no consistieron en reemplazar las bolsas de plástico por bolsas de papel, las cuales debo admitir que use como último recurso en algunas oportunidades. 

Primera semana:

Antes del reto

  1. Cinco tarros grandes de plástico, de los cuales guardé un par para reutilizar.
  2. Diez bolsas de productos empacados.
  3. Bolsas de frutas plásticas.
  4. Una malla plástica de una ajo.

Durante el reto

  1. tres bolsas de poliburbuja
  2. Cinco bolsas de empaque del filtro que compré
  3. Seis bolsas pequeñas de las tapas de los frascos de vidrio.
  4. Dos cauchos.
  5. Un vaso plástico que me dieron en un restaurante y que me  llegó por sorpresa.

Más dos bolsas pequeñas de basura, tipo papelera. En la tercera semana del reto no las necesitaré porque use papel periódico usado para sustituirlas.

Segunda semana

Antes del reto: 1. Un guante roto, 2.Un frasco muy gastado vacío que andaba por ahí. 3.Dos empaques de alimentos. 4.Una etiqueta 5 Una botella de aceite.

Durante el reto: 6.Un dulce que me trajo un amiga de regalo de un paseo. Solo hasta que lo abrí me dí cuenta que el empaque era plástico, pensaba que era una coca en donde viene los dulces artesanales pero no fue así. 7.Un pedazo de vinipel que utilizó la señora que ayuda a mi hermano en su casa una vez por semana.,8 La parte  superior de un empaque de chocolate para tomar que compré,9 Un empaque de un hilo para coser que me regalaron y 10.Tres etiquetas de unos accesorios y de una blusa que me regalaron.


Tercera semana

Antes del reto: un envase de un helado que guardaba un poco de pasta cortada, un plástico que contenía un poco de cera que use para una hacer una manualidad.

Durante el reto: un medicamento que compré porque me enfermé, un empaque de chocolate para tomar, una bolsa plástico de un envuelto que me regaló un familiar ( sabe que me gustan y  me lo compraron en una bolsa plástica) y un pedazo de vinipel que uso la empleada de mi hermano para empacar algo.

Cuarta semana

Antes del reto: un pedazo del protector del celular que se daño y  un esfero gastado.

Durante el reto: Dos vasos que me dieron en un curso que tome y no los pedí ni los ví venir. Cuatro mini pedazos de vinipel que use para empacar unos jabones debido a que la profesora nos explicó que por su técnica de elaboración era lo que se debía hacer para evitar que absorbieran la humedad del ambiente. Quedé con la inquietud de ensayar otras alternativas cuando llegue a mi casa.

No  logré un cero plástico de un solo uso como lo podrás apreciar, pero me siento muy feliz con mis resultados. Aprendí mucho en este mes y mi basura se disminuyó significativamente, fue menos de un kilo y medio a la semana, cantidad que puede generar una sola persona en un día en Bogotá.

Mi basura era material orgánico y papel higiénico más el material plástico que puedes ver en las fotos, el cual lo dejé en los contenedores del reciclaje.

Por lo general gran parte del material plástico desechable en la ciudad no se recicla, solo el 15% . Poder disminuir nuestra basura es actuar pro-activamente en la solución del problema.

Con una semana más habría instalado una ducheta o grifo de  en el baño y hubiera compostado con la gente de la Paca biodigestora. Tal vez están son sugerencias que le daré a mi hermano.

Para mi fue un julio fantástico, un mes lleno de aprendizajes y de reflexiones, las cuales te dejo en este vídeo

 

En dónde comprar productos de aseo y de cuidado persona a granel/ re-envasado o retorno de empaque en Bogotá

En las anteriores entradas  te comenté en dónde puedes comprar alimentos a granel y sin empaque, así como  también cómo puedes preparar un kit para este tipo de compras sin que te cueste una fortuna. El día de hoy te quiero compartir algunos lugares y marcas de productos de aseo y cuidado personal que puedes comprar a granel/ re-envase o por retorno de empaque en Bogotá.

Varias de estas posibilidades las he podido probar pero no todos hasta el momento. Este post lo he  escrito con el ánimo de compartir porque no tengo ningún patrocinio por parte de estas marcas y negocios. Si conoces alguna otra marca  o negocio me la puedes compartir en los comentarios, incluyendo el producto que conoces. Los comentarios que dejes enriquecerán esta publicación. 

Tiendas Virtuales: hasta el momento he encontrado las siguientes tiendas que  atienden a todo el país.

La Tortuga y la Liebre: en mi concepto es la tienda de productos online  más dinámica en el mercado de productos Zero Waste y ecológicos en el país. Puedes encontrar diferentes tipos de productos para la casa así como también productos para el cuidado personal, tanto femenino, masculino y  para bebés. (Ver web la Tortuga y la Liebre) 

Ecosapiens:tienda virtual que vende diferentes artículos para el cuidado personal para seres humanos y mascotas, productos para el hogar entre otros. (Ver web Ecosapiens)

Be slow: tienda virtual que vende artículos de aseo y cuidado personal a todo el país (Ver web Be slow)

Tiendas, Marcas y Distribuciones

Biogar: es una empresa colombiana que vende producto para la limpieza del hogar, como lavalozas, multiusos, jabones líquidos de manos, detergentes entre otros productos. Los pueden comprar por refill/ granel en diferentes puntos de Bogotá y del país. De esta marca compré el lavaloza por re-envasado para lo cual llevé un empaque muy limpio de un lavaloza que tenía, el producto que compré rinde y me ha funcionado muy bien. (Ver web de Biogar, puntos de venta)

Comprando un lavaloza refill/granel

La Jabonería Local: es una empresa colombiana que vende productos para limpieza del hogar y jabones artesanales. Vende sus productos de limpieza para el hogar  a través de la recuperación de envases. Es decir compras por primera vez el producto y cuando se termina llevas el empaque porque que así lo recuperan. De ellos he probado los jabones artesanales que me han gustado bastante, pero este producto tienen una película de vinipel,  más adelante te contaré por qué. Esta marca opera bajo la fórmula de Franquicia, actualmente tiene nueve tiendas en la ciudad (Ver web La Jabonería Local)

En Casa Ciclo

Casa Ciclo: es una tienda de bajo desperdicio ubicada en Calle 57 No 5 – 17 en el segundo piso del restaurante la Castaña.  Es una tienda muy bonita en donde puedes encontrar una amplia variedad de productos de cuidado personal sin empaque o por envasado. Ojo tienes que llevar tus bolsas porque son una tienda de bajo desperdicio y son muy serios con respecto a ésto. En esta tienda compré un champú sólido para el cabello  de la marca colombiana Natiu Artesanal  el cual estoy probando. (Ver información de Casa Ciclo)

 

Jabones Ecológicos de Colombia: empresa colombiana que produce diferentes productos de limpieza para el hogar y el cuidado personal con la nuez del jabón o jaboncillo. Hace mucho tiempo compré sus productos y me parecieron buenos y totalmente naturales. La última vez que supe de ellos estaban tratando de realizar un programa de recuperación de empaques, lo cual escuche en una de sus entrevistas. Hace muy poco les escribí para saber al respecto  pero todavía no me han contestado, estoy pendiente de su respuesta (Ver web Jabones Ecológicos de Colombia) 

Lush Fresh Colombia: esta es una marca internacional que vende diferentes productos de cuidado personal. Unos de sus productos más conocidos son los champú sólidos que los distribuyen a través de esta página en facebook  o instagram, la cual me da la impresión que son distribuidores. (Ver información) 

Kuse Productos Ecológicos: es una empresa colombiana que distribuye cepillos de bambú para dientes y cabello, peines y cepillos de limpieza. De ellos he probado en dos oportunidades sus cepillos de dientes. La primera vez que los compré me parecieron caros pero con el tiempo me he dado cuenta que los cepillo de bambú duran muchísimo más que los cepillos de plástico que compraba. (Ver pagina)

Ecosaurus.co: tienda de cepillos de dientes de bambú entre otros. (Ver información) @Ecosaurus.co

Jabones Sabonet: empresa colombiana que hace jabones artesanales, champú sólido y diferentes productos para el cuidado personal. De ellos podrás encontrar sin empaque el champú sólido y de pronto los jabones saponificados en frío. Hace poco tomé un curso de jabonería con esta empresa y fue excelente. Entendí por qué varios jabones artesanales vienen empacados por una película de vinipel, estos  jabones son fabricados mediante la técnica de M&P y necesitan ser empacados para protegerlos de la humedad del ambiente e impedir que suden. Los jabones fabricados por saponificación en frío no necesitan de esta clase de empaque. (Ver web de Sabonet)

En el curso de jabonería artesanal con Sabonet

 

¿En dónde comprar alimentos a granel y sin plástico en Bogotá?

Mis compras en bolsitas de tela que cosí

En la  anterior entrada te conté cómo puedes armar tu kit  para comprar a granel y sin empaque. Y en ésta te quiero compartir algunos lugares en lo cuales puedes  comprar a granel y sin empaque así éstos no sean tiendas que promuevan el Zero Waste. También te quiero  participar de una herramienta que estamos construyendo desde el grupo de Facebook Zero Waste Colombia Cero Basura, la cual te facilitará tus compras sin empaque.

Bogotá tienes muchísimas  posibilidades para comprar a granel y sin empaque, solo tienes que explorar las alternativas que tienes cerca de tu casa o lugar de trabajo. Entre estas puedes encontrar las siguientes alternativas:

Plazas tradicionales de mercado: en estas plazas puedes encontrar una gran variedad de alimentos a granel, tanto frescos como granos (arroz, lenteja, frijol, garbanzo, ..etc). Personalmente me gusta  visitar y comprar en  la plaza del Siete de Agosto. Pero seguramente si visitas la plaza de Paloquemado encontraras una mayor variedad de alimentos. 

A continuación te comparto un video de la  chichas de Zero Waste Bogotá que nos muestran como se puede comprar en esta plaza a granel y sin empaque. 

Plazas pequeñas, mercados campesinos y “fruvers”: aunque no lo creas en Colombia somos muy afortunados porque tenemos una gran variedad de mercados campesinos,  de fines de semana y tiendas tipo “fruver” que siempre nos ofrecen fruta fresca todo el año y en su mayoría a granel. 

 

Tiendas especializadas de Huevos y Pollo: contamos también con tiendas de esta naturaleza en donde puedes comprar varios productos a granel y sin empaque, desde que vayas preparado para esta clase de compras.  

Famas: hace mucho tiempo que no consumo carne, pero la última vez que compré hace como unos cuatro año la compré llevando un tupper a la carnicería. De esa forma evitas el plástico que por lo general termina en la caneca de la basura. 

Queserías: puedes comprar una gran variedad de quesos frescos tipo campesino, cuajada entre otros, los cuales los puedes comprar por peso y a granel. Lamentablemente no  se evitará todo el plástico, pero será una cantidad mínima comparada al comprar este mismo producto en una nevera de un supermercado. Insiste en que te saquen la TARA( peso) de tu contenedor y que te lo pesen en éste. Muchas de las personas que atienden este tipo de almacenes no saben usar la Tara de la pesa y lamentablemente terminan pesando el producto en una bolsa plástica. Pero después de insistir varias veces entienden las ventajas de las compras sin empaque. ¡Paciencia, sensibilización y amabilidad!

Tiendas de pasta: en algunas tiendas especializadas de pasta puedes comprar hasta ravioli a granel, lamentablemente no he encontrado opciones  vegetarianas ni mucho menos veganas. Pero al menos hace poco pude comprar ravioli fresco con unos tuppers para darle gusto a mi hija que le fascina la comida Italiana.

Ravioli que compre a granel para darle gusto a mi hija.

Panaderías: puedes comprar pan fresco, galletas y muchos otras delicias que se consiguen en Bogotá. Lo único es que tienes que llevar  tu bolsa o un tupper si es algo más delicado como un producto de pastelería ( galletas, milhojas entre otras delicias).

Redes de Campesino y consumidores: esta es una opción interesante para personas que no tienen mucho tiempo y quieren productos frescos del campo. Te lo llevan hasta tu casa y puedes devolver la caja en donde vienen en  la próxima compra. Puedes leer mi experiencia comprando de esta forma en este link. (¡ Llegó el Mercado!)

Tiendas de Especias, té y Café: en algunas partes de Bogotá encuentras tiendas especializadas en venta de especias, té y café, y puedes comprar a granel y sin empaque.

La Especie Humana en el Mercado del Domingo en Usaquén.

Directorio de tiendas y opciones a granel en Bogotá: cada vez son más las tiendas y opciones a granel en Bogotá. Hace como dos años realicé un post especial de este tipo de lugares ( el cual puedes ver aquí), pero desde ese entonces las cosas han mejorado mucho y actualmente gracias al trabajo de Daniela Laverde del Grupo de Facebook Zero Waste Colombia Cero Basura contamos con un Directorio el cual se enriquece con  el aporte de sus miembros (en el cual me incluyo). (link directorio)

Mapa a Granel Bogotá

En la próxima publicación realizaré un especial de productos de cuidado personal y aseo que puedes encontrar a granel y sin plástico en Bogotá. ¡No te la pierdas!

Un kit de compras a granel y sin plástico de un solo uso

 

Mi cesta preferida para hacer compras

Cuando inicias un estilo de vida con menos basura  siempre aparecen nuevos productos que te los meten hasta por los ojos, unos al alcance de tu presupuesto y otros no tanto. Con el tiempo he aprendido que muchos de estos productos son innecesarios y que puedes avanzar aún así no tengas la posibilidad de comprar muchos de estos artículos. 

En mi concepto un kit de compras Zero Waste o  Plastic Free debe estar acorde a tus necesidades y puede incluir los siguientes artículos, con lo cual no te tienes que gastar una fortuna y seguramente algunos de éstos ya los tienes en casa:

Bolsas Grandes para Compras o Carrito de Compra: si te desplazas caminado para hacer tus compras es mejor tener un carrito de compras. También puedes tener algunas bolsas grandes re-utilizables  que encuentras en las plazas o en los supermercados. Y si te gustan las artes manuales puedes hacerte hasta unas muy bonitas. 

Una bolsa de Yute que hice hace algunos días.

Bolsas de Tela: Mis bolsas de tela las hice hace varios años, las cosí a mano y use una  tela disponible que tenía en casa. Hace poco confeccione otras bolsas para completar algunas que había perdido con el tiempo y otras que necesitaba.

Para frutas y verduras puedes usar materiales como el forro de una sudadera vieja, un tul o una cortina y  para cereales y granos una tela más tupida. Si no tienes bolsas te puedes apuntar a una campaña que estoy haciendo ( ver aquí) en donde también encontrarás un sencillo instructivo para hacer bolsas de tela.

Compras sin empaque

Bolsas de Papel:  por lo general las encuentras en almacenes que venden a granel. Es importante decirte que no es la alternativa más sostenible porque conlleva a la pérdida de bosques nativos que son reemplazados por cultivos de árboles con fibras más largas. Pero si hasta ahora estas empezando y mientras armas tu kit puedes utilizar estas bolsas como una medida transitoria de adaptación.

Frascos de Vidrio:  estos frascos los pueden reutilizar de productos que usualmente compras. Por lo general reutilizo los pequeños para comprar condimentos y los medianos para cosas un poco pegajosas, como uvas pasas o ciruelas.También te sirven para guardar y organizar tus alimentos.

Condimentos que compré en frascos y de una vez quedan organizados para guardar.

Contenedores “Tuppers”: me imagino que tienes algunos contenedores  plásticos en tu casa, con éstos también puedes comprar si no quieres llevar un frasco vidrio. La ventaja es que son livianos y si se caen no se rompen, lo cual es algo bueno si andas con niños.

Es importante que revises la clase de plástico con el que están hechos porque algunos clases de plástico no son recomendables para guardar alimentos ( ¿Qué tan seguro para nuestra salud es el plástico?).

Con estos contenedores puedes comprar comida preparadas, también puedes comprar queso, tofu, galletas, fresas, moras entre otros muchos alimentos.

Una cajita de huevos vacía: si tienes todavía una cajita de cartón de huevos no la botes, es posible que puedas comprar huevos hasta en la esquina de tu barrio o en algún almacén especializado sin generar más basura.

Bolsa de Pan: esta la puede hacer de la mismo forma que las bolsitas de tela para las compras a granel pero las necesitas  más grandes.

Una bolsa de pan para comprar a granel. Esta era mi bolsa preferida, lamentablemente se me perdió.

Contenedores vacíos de detergentes: en algunos lugares puedes conseguir la recarga o el retorno de empaques para productos de aseo. (pronto realizaré una entrada con respecto a este tema)

Es muy fácil armar tu kit a granel y sin plástico de un solo uso, no es nada del otro mundo. Solo tienes que tenerlo listo para el momento de ir a comprar.

 

Mis Eco- Zero Waste- Blogs Favoritos (Español- Inglés – Portugués)

Compras sin empaque

Soy una gran apasionada por los blogs que tratan el tema de una vida más sostenible y con menos basura. Esta es mis lista de blogs preferidos la cual  incluye bloggers que escriben en tres diferentes idiomas.

¡Empecemos! :

Zero Waste Chef (Inglés): es el blog de Anne Marie que vive en San Francisco con sus dos hijas. Aunque su blog se especializa en cocina (no empacada, no procesada y sin desperdicio) puedes encontrar otros temas con respecto al activismo ambiental, al cambio climático y hasta el cuidado personal. 

A través de su campaña de hacer y dar bolsas de tela ha animado a muchas personas a disminuir el plástico de un solo uso en donde ella vive. De hecho inspirada en su campaña inicié una míni-campaña por mi cuenta (ver aquí)

Gracias a ella he preparado platos interesantes, he ampliado mi conocimiento de la fermentación y he aprendido a desperdiciar menos comida. Los post que más he puesto en práctica son: limones preservados,  hacer masa madre, galletas tipo crackers, congelar sin plástico entre otros muchas más ( aquí puedes consultar el índice de su blog)

 

Animal de Isla (Español): este es el blog de mi compatriota Mariana Matija, una paisa  berraca como decimos en Colombia. Tiene un blog maravilloso. Anteriormente se llamaba Cualquier Cosita es Cariño. 

Mariana es vegana, feminista y abrazadora profesional de animales. Es una persona muy comprometida en diferentes campañas. La última  campaña de la cual tengo conocimiento fue una para ayudar a 250 animalitos de Puerto Nariño con la  Corporación Raya. 

Su blog en mi concepto es uno de los más bonitos, completos y  con gran contenido. Trata una gran variedad de temas desde el activismo ambiental hasta  cómo hacer recetas. Todos sustentados con información de calidad.

Gracias a ella he podido hacer granola en casa, vinagre de manzana, realizar reflexiones profundas con respecto al tema ambiental. Que más te puede decir…¡Es un gran blog ! (ver link).

¡Ahh!… y se me olvidaba me encanta su canal de podcast (link) 

Treading My Own Path(Inglés): es el blog de la Australiana  Lindasay Miles, trata temas de minimalismo, zero waste, recetas, huerta casa  y activismo ambiental. Gracias a ella estoy conociendo muchos consejos  y tips  para vivir sin plástico de un solo uso .(link)

Vivir sin Plástico (Español): es el blog de Patri y Fer que viven en España. Es un blog genial y muy entretenido de leer. Sus entradas son directas y claras. Las entrevistas que tienen en diferentes medios de comunicación han sido para mí una gran inspiración, siempre te dan alternativas muy prácticas.

Me he divertido muchísimo leyendo  varias de sus  entradas como: alternativas al papel higiénico y dos marcianos en el supermercado, entre muchos otros más.

!Son geniales! . (link)

Ana, Go Slowly (Portugués): este es el blog de Ana Milhazes que es la embajadora en Portugal del Movimiento Zero Waste (Lixo Zero). Es una persona supremamente inspiradora, realiza muchísimas campañas para limpiar playas en Porto.

Trata temas de minimalismo, zero waste, yoga y meditación. También me encanta su canal de Youtube llamado Lixo Zero Portugal. (Link)

Pero la lista sigue porque también me encantan los siguientes blogs: Zero Waste Home,  Trashisfortossers , The Rouge Ginger, Going Zero Waste,  Eco Blog Nonoa ,  la Ecocosmopolita  , Esturirafi,   Organico , Geo- Awake A Minimalista, La Hipótesis de Gaia, entre otros muchos más…

Siento un profundo agradecimiento por estas personas que comparten sus experiencias y conocimiento. ¡Muchas gracias!

..¡Ah!.. casi se me olvida también me gusta mi blog .

¿Y cuál es tu blog preferido?

¿Cuál es tu blog preferido?

Bolsas de Tela que Alegran la Vida (DIY Bolsas para Compras a Granel )

Bolsas de tela en algodón, fueron las primera que cosí.

Hace un tiempo  leí un artículo que decía que  tejer y hacer mermeladas ayudaban a combatir la depresión. Al buscar un poco más acerca de ésto encontré que algunos estudios  concluyen que el trabajo manual alivia la depresión, la ansiedad y hasta los ataques de pánico. Lo cual creo que puede ser cierto especialmente si te gusta trabajar con tus manos en alguna actividad de esparcimiento o disfrute. Y eso lo había notado hasta Tolstói que encontró en el trabajo manual  una resignificación y comprensión diferente de su vida después de afrontar una gran depresión cuando terminó su gran obra Anna Karenina.

Mis compras en bolsitas de tela que cosí

Crear algo con tus manos se convierte en una especie de meditación y eso personalmente lo he sentido. Te conviertes en uno con lo que creas porque te absorbes completamente en ese hacer. Y es posible que al terminar tu creación sientas orgullo porque es algo único y especial.  Por suerte esa experiencia la comencé a sentir temprano en la vida, cuando mis abuelas me enseñaron a coser y a tejer a dos agujas cuando era niña. Todas mis creaciones de esa época  se limitaron a coser los vestidos de varias de mis muñecas, los cuales quedaron un poco maltrechos pero al fin y al cabo servían.

Bolsas ligeras, la segunda que cosí con un forro de sudadera de mi hija que ya estaba muy rota.

Con los afanes de la vida moderna y la carrera hacia el “éxito” profesional fui olvidando aquellos placeres creativos que disfrutaba cuando era niña. Los cuales reencontré de alguna manera al iniciar este camino hacia el Zero Waste, el cual debo admitir que ha sido un zigzagueante recorrido lleno de aciertos,  desacierto pero también de muchos aprendizajes.

Cuando inicié el recorrido no existían tantas tiendas en línea, ni almacenes que se dedicaran a vender productos zero waste por lo cual decidí hacer mis propias bolsitas. Las primeras bolsitas las hice en algodón y me  quedaron un poco chuecas, después hice unas con una malla de una sudadera vieja de mi hija, esas me quedaron mucho mejor y son  las que utilizo con mayor frecuencia.

Con el tiempo algunas de éstas se me han perdido y por eso he decidido arreglar las chuecas y crear unas nuevas con materiales naturales para así completar las bolsas que necesito y  regalar algunas de éstas a l@s suscriptor@s del blog en Bogotá. Por eso si lo eres sigue leyendo o salta hasta el final para saber más acerca del maravilloso regalo que te tengo.

Materiales

Telas e hilos

Tela:  necesitas tela que puede provenir de camisetas viejas o alguna tela que tengas guardada. Mejor aún si es una tela  procedente de fibras naturales, tenemos muchas telas sintéticas en estos tiempos y eso seguramente en un futuro no muy lejano será un gran problema, de hecho creo que ya lo es. 

Hilo: mejor natural, pero actualmente es difícil encontrar hilos naturales, yo sigo en el intento de encontrarlo. Por ahora y hasta que lo encuentre estoy usando una hilo de poliéster, tal vez la única ventaja que tiene es que no se rompe fácilmente.

Cintas textiles o cordón o cabuya o pita:  la cual te servirá  para amarrar tus bolsitas en el momento de las compras.

Aguja, hilo, alfileres, tijeras, un metro o una regla. 

 

Instrucciones

Aquí midiendo la tela para mis nuevas bolsitas con el costurero que presto mi hija que me encanta (una abuelita)

Primer paso: medir y cortar la tela. Con el tiempo me he dado cuenta que es mejor tener bolsas de diferentes tamaños, grandes, medianas y pequeñas. También por experiencia prefiero que la boca  de las bolsas sea un poco ancha, facilita su llenado en las compras. 

La primera vez que hice mis bolsitas tomé como medidas las bolsas plásticas que más usaba en el supermercado y así pude determinar que medidas necesitaba. Cuando tengas las medidas le adicionas a éstas  un centímetro al ancho (medio centímetro a cada lado) para hacer las costuras y cuatro centímetros a lo largo para hacer los pliegues en donde irá el cordón o cinta para amarrar tus bolsas.

Recuerda que tienes que tener dos caras para tus bolsas, por lo cual puedes doblar la tela y de esa forma solo tendrás que hacer las costura de los lados y de la parte superior.

Con un lápiz o tiza de costura marca las medidas y cerciórate que estén parejas en las dos caras de la bolsa. Después con alfileres fijas la tela.

Tomando medidas de la parte superior.

Coser: las bolsas las puedes coser a máquina o mano. Las mias las cosí a mano y me quedaron muy resistentes. La puntada debe ser muy junta (apretada) y la repiso dos veces, una sobre la misma puntada y una última con la que envuelvo la tela sobrante ( que no debe ser mucha) para que no se comience a desmechar la tela.

 

Volteado de la Bolsa: cuando he cosido los dos lados volteo la bolsa y hago los pliegues superiores de la bolsa. Las últimas las cosí en lienzo que fue la opción más natural que encontré, pero este material tiende a despelucarse con el corte por lo cual es mejor hacer una puntada envolvente para evitar ésto por los bordes superiores de la tela  (lo cual realicé hacia dentro de la bolsa). Después doblas los pliegues hacia fuera y fijas con alfileres, procurando que queden igual los dos lados.

Coser los pliegues: coser los pliegues por la parte inferior de estos, de esta forma queda un espacio, como un canal, por donde pasará la cinta o el cordón  que te ayudaran a cerrar tus bolsas.

Fijar con alfileres

Pasar la cinta o cordón  por el canal de la bolsa: con ayuda de una aguja de crochet o con una aguja normal (coses un poco con hilo la punta de la cita/cordón a la aguja) paso la aguja con  la cinta o cordón por el canal o espacio interno de los pliegues. Por lo general prefiero dejar la cita/cordón con unos cinco a cuatro centímetros sobrantes  de más y anudo los dos extremos de la cita/cordón por las puntas para evitar que se pierdan. 

Decorar: puedes decorar tus bolsas como quieras, las últimas que hice las pinté con flores y hojas naturales. Lamentablemente no sé en este momento cómo quedarán cuando las lave, todo es parte del proceso de experimentar.

 Cuidados: Las bolsas que usualmente uso, que son la de algodón y las de malla las lavo cuando están sucias en la lavadora, junto con los individuales y limpiones de la cocina. Para hacerlo prefiero meter todas las bolsas en una sola, de esa forma no se enredan los cordones con los individuales y delantales.

Aquí se ve como quedó, en esta está sin el cordón o cita, pero ahora ya lo tiene.

REGALO ESPECIAL PARA SUSCRIPTOR@S DE BOGOTÁ (JULIO/ 2019)

A las tres primeras personas suscriptoras del blog que se encuentren en Bogotá y que escriban directamente un comentario al respecto (en el área de comentarios de esta entrada directamente en el Blog) diciendo que quieren una bolsita, les haré una de éstas  especiales en lienzo con pinturas naturales de tamaño mediano, las cuales  entregaré a finales de julio y a principios de agosto del presente año.

Sigue pendiente del blog porque en este #juliosinplastico tengo muchos regalos para dar en Bogotá.