Cinco razones por las cuales cocinar mejorará tu vida y cómo empezar hacerlo

Cinco razones por las cuales cocinar mejorará tu vida y cómo empezar hacerlo

Aunque todos te griten que cocinar es una pérdida de tiempo y que lo único que tiene la cocina para ofrecerte son platos sucios, cosas que se queman o ahúman, existen cinco razones poderosas para que dejes la pereza y reconquistes ese lugar llamado cocina.

 

1.Para mejorar tu salud: para nadie es un misterio que la salud y la nutrición están estrechamente relacionadas, pero para poder sacarle un mayor provecho a los alimentos no solo es importante saber qué se debe comer, también es oportuno conocer cómo se cocinó, con cuáles ingredientes, en qué cantidades y qué utensilios y materiales fueron utilizados.

Pero quién se tomará el trabajo de conocer estos detalles. Esta presunta paranoia se vuelve sensatez cuando leemos las noticias y los desastres de algunos restaurantes que son cerrados por una variedad aterradora de razones: los insectos y roedores que suelen servir de vigilantes y clientes frente a la nevera y las despensas; el aceite de los fritos a quien los cocineros le tomaron tanto cariño que decidieron nunca cambiarlo; los pelos, las uñas, las costras, las heridas, los virus, los gérmenes, todos los habitantes de las manos sucias, ese olla curtida de tanto trabajar cuyo tono y aspecto ya muestra la seña del mucho uso; ese sartén de auténtico teflón desgastado; esa parilla que solamente ha sido limpiado por la escoba del piso. Pareciera que estoy exagerando, ¿o no?

2. Para mejorar tu economía: los expertos en finanzas personales dicen que por lo menos se debe ahorrar el 10% de los ingresos de forma mensual, pero para muchos es difícil lograrlo, y a pesar de esto en mi país, Colombia, las personas gastan un 7,2% de sus ingresos en restaurantes; si se practica un poco más el arte de cocinar y se acompaña con prácticas para desperdiciar menos alimentos es posible que se logre ese tan anhelado 10 %.

Desde luego quién no disfruta yendo a un buen restaurante, la carta amplia y variada, los postres que sólo conseguimos en ese lugar, la sonrisa del mesero cuando nos trae la cuenta; la experiencia todos la conocemos, pero también conocemos la otra cara de los restaurantes: también conocemos esas facturas que guardamos con puro odio, donde nos cobraron un infeliz limón y el agua de la llave, donde nos cobraron por un pan duro que nos trajeron tarde, donde estuvimos de buenas porque nos tocó el mesero malgeniado y el chef principiante, quién sabe qué hubiera pasado si fuera al contrario. Claro que conocemos esa experiencia. Llegamos a casa, con algo de amargura y un poco de indigestión. No queremos hacer cuentas, pero con lo que pagamos hubiéramos hecho el mercado.

Mr. Bean’s Holiday, Universal, click para ver información de la película

3. Para mejorar tus relaciones: cocinar puede ayudar a que tu vida social y familiar sea un poco más rica, lo cual fue mi caso. Nadie se resiste a la magia que se desprende de un fogón en el cual se cocinan algunas delicias preparadas en casa, aún queda en nuestro inconsciente la reminiscencia de aquellos tiempos lejanos en los cuales nos concentrábamos alrededor del fuego en donde sentíamos seguridad, calor y la cercanía de nuestros congéneres. La atmosfera ideal para iniciar y preservar una amistad.

En casa no estamos sujetos al delicado gusto musical de algunos restaurantes, en casa no tenemos que esperar ni hacer reservas, ni aguantarnos las filas o las mesas cerca de los baños; en casa hablamos con quien nos gusta hablar, en casa no tenemos que soportar las miradas acosadoras de quienes quieren que nos vayamos. En casa, suena extraño decirlo, estamos en casa: sí, debemos lavar los platos; sí, debemos cocinar, pero esto no es un desafío inalcanzable ni una carga que no podamos llevar, como lo han hecho ver tantos recientemente. No, es cocinar, y lo hemos hecho durante milenios. Y la cocina, lo sabemos, es uno de los pilares de las relaciones.

4.Para cultivar virtudes, valores y habilidades: en esta vida tan rápida en que falta siempre tiempo hemos perdido virtudes como la paciencia, que nos ayuda a construir relaciones sociales largas y sostenibles en el tiempo; la solidaridad, que nos permite compartir con los demás y dejar de ver el mundo a través del filtro del egoísmo, y la creatividad, que nos permite crear, recrear y soñar este mundo.

Película Julie & Julia, clik para ver trailer

5.Para dejar de ser un títere de la industria alimenticia: cuando aprendes a cocinar y decides mirar con nuevos ojos los alimentos y productos que llevas a tu casa, te cuestionas mucho acerca de las prácticas de producción, de la calidad de los productos y de los impactos sociales, ambientales y de salud que generan. Te das cuenta de las tretas publicitarias y del margen de ganancia de estas empresas, y comienzas a tomar decisiones más conscientes porque sabes lo que apoyas y dejas de ser un títere que cree ciegamente en la publicidad.

Porque eso es lo que está ocurriendo. Hemos sido educados por la publicidad en uno de los aspectos más importantes de nuestra vida. Han sido ellos y no los médicos y los científicos, quienes han impartido los modos y las maneras del comer. Son ellos los que nos han sumido en un laberinto de desinformación, son ellos los que han hecho que lo sencillo parezca complejo, ellos fueron los que sustituyeron la vieja sabiduría del alimento por una bombardeo de inútiles comerciales, siempre ofreciendo una variedad de soluciones instantáneas, que tiene como propósito alcanzar una deprimente comodidad. Nos quieren hacer pensar que hay esfuerzo inútil detrás de la palabra crear.

Película Today’s Special,click para ver tráiler

Recomendaciones para que la cocina sea tu aliada en la vida

 

  1. Inspírate: para esto te recomiendo la serie Cooked de Michael Pollan, y las siguientes películas: Under the Tuscan Sun, Chocolat, Julie & Julia, Una Pastelería en Tokio, Today’s Special, y hasta Ratatouille.

Michael Pollan, Cooked, click para ver trailer

 

  1. Edúcate: ya sea que tomes un curso de cocina, realices una cita con un amigo para que te enseñe a cocinar, compres un libro de cocina, mejor aún si es saludable, sigas a un chef por YouTube o  redes sociales, podrás encontrar la instrucción y motivación para empezar. En mi caso mis libros de cabecera son: Mis Recetas de Cocina Anti cáncer de la Doctora Odile Fernández y Regreso al Origen de Margarita Ortega, y sigo a varios chef y amantes de la cocina, como: Jamie Oliver, FullyRawKristina, Rawvana, Vai Comer O Qué, entre muchos otros.

    Mis Recetas de Cocina Anti cáncer de la Doctora Odile Fernández, click para ver web.

 

  1. Equípate: Compra algunos utensilios básicos, pero antes sigue los pasos básicos uno y dos, y especialmente investiga cuales son los mejores y más saludables materiales para usar en la cocina, dile adiós a materiales no recomendados para tu salud, como: el aluminio, el teflón, plásticos, cobre y hierro colado.

 

  1. De lo simple a lo complejo: empieza por platos simples, como: una ensalada, una sopa, y después pase a platos de mayor complejidad.

 

  1. Disfruta, comparte e inspira a otros a cocinar, las recompensas llegaran y con creces. La magia de cocinar es algo que se contagia, pronto verá a tus familiares y amigos cocinando, como lo he visto yo, y ya no solo disfrutará de tus platos, disfrutará de las creaciones de tus seres queridos.

    Mi hija cocinando

 

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”)

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”) (Reducir, Reusar, Reutilizar y que se pueden Compostar)

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”)
(Reducir, Reusar, Reutilizar y que se pueden Compostar)

¡Llegó Navidad!  Y aunque por lo general me gusta dar esos regalos que no se pueden empacar y que  constan más de experiencias y sabores, tengo algunos detallitos para  mis seres queridos los cuales empacaré al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”), y hoy te quiero compartir algunas ideas para que vivas la Navidad sin dejar la huella de basura que queda de  los innumerables empaques que utilizamos para celebrar estas fiestas.

  1. Evitar empacar los regalos y darles solo un toque decorativo especial: para algunas personas no empacar los regalos puede significar hacerlos menos presentables, pero si lo piensas bien no todos los regalos necesitan un empaque,  por ejemplo: una botella de vino, una planta o una bicicleta, con solo un toque decorativo como una cita o un moño  no necesitan más.
  1. Reutilizar Contendores: Esta es una idea muy versátil, y puedes usar diferentes alternativas como las siguientes:
  •  Usar frascos de vidrio:  en esta oportunidad pude comprar chocolates a granel en el restaurante vegano Loving Hut en Bogotá, y los compré utilizando el mismo empaque en el cual los voy a regalar, lo único que le agregué fue una cinta y una marquilla que hice con papel craf. En frascos también puedes  hacer algunos postres, o  armar un “kit” ya sea comestible o de cuidado personal, el límite es la imaginación.

 

empaques2

Marquilla que hice con papel craf

Reusar Bolsas: a veces muchos regalos que recibimos vienen en unos empaques muy lindos, yo los guardo y los reutilizo, especialmente cuando estoy de afán.

Canastos: me encantan los canastos y tienen muchas utilidades, por eso esta Navidad arreglé un lindo canasto para darlo como empaque. Como no quiero que sea la ancheta que se utiliza frecuentemente en  mi país, que  adicionalmente se envuelve en papel celofán, le hice un forro en tela que se  puede remover, y utilicé  algunas ramas de un pino que cortaron cerca de mi casa y que recogí. También se puede utilizar: astillas de canela, hojas, y flores secas que le da un toque fragante a tu regalo.

Empaques de navidad utilizando canastos.

Empaques de Navidad utilizando canastos.

empaques-4

Cajas de madera o Craf: al igual que la idea anterior puedes forrarlas o dejarlas de una forma sencilla.

Telas, pañuelos, pañoletas y chalinas: Esta es otra idea hermosa y muy especial, para esto puedes utilizar una tela, ojala cuadrada, y envolver tus regalos al estilo  japonés utilizando la técnica del Furoshiki, aunque es importante mencionar que envolver cosas utilizando telas o tejidos  también es utilizado por muchas culturas indígenas.

 

Empaque con tela

Empaque con tela

  1. Materiales que se pueden Compostar: es importante escoger materiales que sean biodegradables como: el papel craf, ramas, astillas de canela, flores y hojas secas, entre otros muchos más.
Materiales

Materiales

 

“Las palabras pueden mostrar el ingenio de un hombre, pero las acciones su significado” (Benjamín Franklin)

¡Feliz Navidad!

 

Diez razones para comprar en una plaza de mercado.

plaza (2)

Los olores y  colores exaltan mis sentidos y escucho que me dicen ¡Amor que necesitas!,  estoy en la plaza del siete de Agosto de Bogotá. Me siento atraída por la cultura popular que encuentro en este lugar, por la variedad de alimentos frescos, por la información de las regiones donde los cultivan y por comprar a granel.

Andando por  los estrechos corredores me dejo llevar por los aromas y encuentro un puesto de café: pido un tinto (café sin leche) que me cuesta menos de la mitad que el que venden en los cafés más populares de la ciudad, lo acompaño con una arepa de maíz Santandereana,  a mi alrededor solo veo un escenario que abruma mis sentidos.

Mi rutina es bien particular. Empiezo por la nueces y semillas: mientras le paso al tendero, que ya me conoce, una de mis bolsitas de tela,  él me dice con una sonrisa ¡ésta le quedó mejor hecha! después le paso otra que llenará con nueces, compro otras cosas que me hacen falta pero que por ahora no compro a granel como harina de sagú o de otras variedades exóticas que difícilmente encontraré en un supermercado. Después de pagarle me da una ñapa (en Colombiano significa un regalo por la compra) esta vez es un delicioso turrón de ajonjolí.

Plaza del siete de Agosto, Bogotá Fotografía por: Fernando Galindo

Plaza del siete de Agosto, Bogotá
Fotografía por: Fernando Galindo

Paso a comprar los granos en un puesto que tiene sesenta años de antigüedad, y me atienden como siempre una pareja  que me recuerda la dulzura de mis abuelos,  esta vez como novedad voy a llevar arroz de los Llanos que es algo amarillo y largo, muy diferente del que encuentro en los supermercados, la libra la pesan en una báscula antigua y me cuesta Col$1.800, también paso por otros puestos y me animo a comprar algunas especias y hierbas, moras y fresas para hacer mermeladas.

plaza3

Plaza del siete de Agosto, Bogotá Fotografía por: Fernando Galindo

Encuentro tanta vida y variedad en este espacio que reflexiono acerca de las razones para seguir comprando en plazas y mercados tradicionales, y me llegan a la mente las siguientes:

  1. Al comprar en estos espacios se apoyan las economías campesinas, las cuales tienen un menor impacto ambiental en cuanto a las necesidades de transporte.
  2. Se ayuda a preservar las semillas ancestrales que por lo general ofrecen alimentos más integrales y nutritivos que los que se producen a nivel industrializado y/o transgénico.
  3. Te ofrecen más alimentos y menos productos alimenticios procesados,  y su consumo  es más saludable y nutritivo.
  4. Se puede conseguir alimentos de temporada  que están en su mejor momento en cuanto a sabor, precio y valor nutricional.
  5. Los alimentos se pueden comprar a granel  con lo cual  compras lo que necesitas, se evita  el empaque y el desperdicio.
  6. Se tiene una mayor variedad de alimentos para escoger.
  7. El contacto que se tienen con la realidad del campo es más cercano.
  8. Se pueden obtener mejores precios debido a que la intermediación es menor.
  9. No te venden publicidad, ni tienes que escuchar la música del supermercado o anuncios por los parlantes.
  10. Además es delicioso y divertido.

Llegué al puesto de las artesanías, no compraré mi alcancía de barro, será en la próxima oportunidad; me siento con un poco más de energía que con la que llegue ¿Será que de tanto escuchar  “linda, mi amor, ¿en qué la puedo atender?” mi autoestima subió un poquito más? ¿Serán los colores vibrantes y  los fragantes olores de las frutas y las legumbres?  ¿Serán las sonrisas de los tenderos y la charla amena que tuve con varios de ellos? No lo sé, lo único que sé es que volveré, me encanta venir aquí.

13882128_10155511891742588_5004147233603635167_n (1)

Mis compras a granel

 

Aprendiendo a Derivar en Estado de Alerta.

Fuente Fotografía: http://en.freejpg.com.ar/

Fuente Fotografía: http://en.freejpg.com.ar/

 

En algún momento de mi vida tuve todo planeado, detalle y realicé cada actividad que me permitió alcanzar las metas propuestas, determiné los tiempos y realicé con dedicación el trabajo que se requería. Sabía exactamente  dónde quería llegar, cómo lo iba a lograr y casi casi cuánto tiempo me iba a tomar en el alcanzarlo, y gracias a todo ese esfuerzo y dedicación diaria  alcance muchas de las metas que me tracé. ¿Pero qué pasa cuándo lo impensable sucede y te cambia la vida? ¿Cuándo el plan trazado ya no tiene sentido? ¿Cuándo las prioridades cambian? ¿Cuándo estas a la deriva?

 

Por lo general en cualquier proyecto y en las decisiones de la vida es prudente  identificar y medir los riesgos,  realizar las acciones para evitarlos o disminuirlos. Pero a veces hasta lo inimaginable pasa, y todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, en muchos casos la desesperación hasta nos  puede ahogar, y  establecer nuevos objetivos y metas puede ser algo abrumador, especialmente en este mes de enero en el cual es normal que la mayoría de las personas establezcan nuevos propósitos, que al final del primer trimestre abandonaran.

 

Creo que es importante establecer objetivos y metas pero  también lo es parar y darse cuenta del momento que se vive, ser flexible y coherente. Por lo cual me llamó la atención este consejo del brillante economista Manfred Max Neef dado en la clase Magistral El Mundo en Colisión (Andalucía, España, 2012) y hoy te lo quiero compartir:

 

…El mejor consejo que creo que le puedo dar a la gente joven  (…) es que cuando estén frente a una alternativa (…) siempre la gente que los quiere (…) les aconsejará que traten de buscar lo que les conviene. Mi conclusión a esta altura de mis 77 años de acumulada juventud, es que ese es un pésimo consejo, si ustedes viven toda la vida haciendo lo que más les conviene tendrán una vida bastante miserable, ustedes no tienen que hacer lo que les conviene, ustedes tienen que hacer lo que tienen que hacer (aunque la vida  tenga altibajos), y eso es lo único que les dará la satisfacción cuando lleguen a viejos, haber sido coherentes con ustedes mismos.”

 

“Cuando llega la crisis existencial y vas a donde las personas con las que te sientes muy cercano para pedir consejo (…), por lo general la gente que te quiere te da como consejo, (…)  y yo también lo di y me arrepiento de haberlo dado, (…) es que  debes tener  las cosas claras y saber  para dónde vas (…), y ese consejo lo hacen con todo el cariño y es un desastre,  la otra cosa que yo he descubierto a estas altura es que la que la gente  que sabe exactamente para donde va es la que nunca descubre nada, porque se da lo que yo llamo la obsesión del punto fijo, (…) estoy aquí y debo llegar allá, y en consecuencia todo lo que está en el medio  se percibe como obstáculos que deben ser superados para llegar a donde quiero llegar, y resulta que en esos presuntos obstáculos está toda la aventura de la vida (…). El consejo es aprender a derivar en estado de alerta, sacar todas tus antenas y derivar, derivar no es dejarse llevar por la corriente”.

“Si alguno de ustedes ha hecho surf (…) sabe que va a llegar a la playa pero no sabe con exactitud en dónde, porque está jugando con la ola, con el movimiento, con el viento, está derivando con todas sus antenas desplegadas con todos los estímulos que está recibiendo y va aterrizar en algún lugar de la playa, pero no sabe de antemano en qué metro cuadrado será, es lo mismo, derivar en estado de alerta teniendo en cuenta todos los estímulos que son los que generan la creatividad, y todo eso lo  montas en el caballo de la coherencia, y tendremos un mundo nuevo en donde por lo menos  todos seremos regularmente más felices.”[1]

Espero que en este 2016 derives en estado de alerta y disfrutes la aventura de la vida.

Consejo completo del minuto 6,10 hasta terminar el video.

 

[1] Intervención adaptada para la escritura del post