¡No te comas a la gata! (Segunda parte: imprevistos y consejos para viajar con tu mascota en avión )

Un mes antes del viaje parecía que la suerte no estaba de nuestro lado. A pesar que el resultado del test de rabia había salido favorable para que  Mara viajará con nosotros. Un hongo muy agresivo en su piel  la estaba dejando sin pelo, y como si eso fuera poco, un perro la había mordido en su hocico al salir de manera sorpresiva entre las rejas de un antejardín.¿Podríamos llevar a Mara así? Seguramente no.

 

En ese estado no podría pasar los exámenes que le faltaban, pero a pesar del  mal pronóstico decidimos hacer lo posible. En ese  hacer lo posible existe algo increíble que permite en muchos casos cambiar situaciones adversas en otras mejores. Con constancia,  dedicación y siguiendo las indicaciones del médico veterinario logramos su recuperación. Cinco días antes del viaje el hongo había desaparecido de su piel y la cicatriz del mordisco había cerrado totalmente.

Con mi hermano y mi papá alistando a Mara para el viaje.

 

Alistando a Mara para el Viaje y las recomendaciones que nos sirvieron.

Ejercicios con el Transportín: Antes de comprar el transportín revisé en la página de la aerolínea las especificaciones que solicitaban. Necesitaba un transportín que cumpliera con la especificaciones de la IATA. Mara debería poder entrar, pararse y dar la vuelta cómodamente dentro de éste.

En pro de mis inquietudes ambientales lo busqué de segunda mano pero no lo encontré. Teniendo el tiempo contado para alistar a Mara  para el viaje decidimos ir al lugar en Bogotá en donde se encuentran varios almacenes de mascotas a precios asequibles; que es en mi opinión es  la zona que se encuentra entre la calle  60 y 70 con Avenida Caracas. Por lo general reniego de las estrategias y tretas comerciales pero ese día hasta las agradecí, encontré un buen transportín y hasta con descuento.

Mara en su transportín

Con el transportín en casa de mi padre y su esposa comencé a realizar ejercicios con Mara, estos consistían en dejarle dentro del transportín algunos de de sus objetos favoritos, como: su cobija,  algún juguete y hasta algún bocadillo para animarla a entrar. Estando adentro le cerraba el transportín y le decía ¡Ya nos vemos!   La dejaba y me iba, pasados cinco a diez minutos regresaba para abrirle la puerta.

Hidratación: Unos días antes del viaje le mezclamos un poco de un suero para prevenir la deshidratación con agua (tipo Pedialyte), creo que esto sirvió bastante, porque lamentablemente el bebedero que conseguimos para el transportin  solo  nos  lo  pudieron entregar el día del vuelo, por tanto  Mara no tuvo tiempo para familiarizarse con éste. Tampoco éste tenía un buen sujetador para poderlo instalarlo de forma firme en el transportín.

Carpeta de Documentos: es importante organizar una carpeta con todos los documentos que te exijan y los resultados de los exámenes. Puedes ver el post anterior para ver los detalles. Esta carpeta la debes tener contigo durante del viaje.  

Pasabocas y alimento: esto lo tendrás que llevar en tu maleta de bodega y te servirá para cuando llegues y te instales en tu nuevo hogar.

Esencias florales:  debido a que me han funcionado  en el pasado decidí  conseguirle a Mara unas para ella, las cuales le comencé a dar unos días antes y después del viaje.

Baño y dientes relucientes:  Unos días antes del viaje a Mara se le realizó su profilaxis por recomendación del médico y  también se le dio un baño para que estuviera limpia el día del vuelo.

Hablar con la aerolínea: esto lo que tendrás que hacer por lo menos en dos oportunidades, en una para saber las especificaciones y la otra  unos días antes del vuelo para apartar el cupo de tu mascota.( 48 horas antes en mi caso)

De todo el material que revisamos con mi hija para alistar a Mara este video del canal Ana Cecy nos sirvió de mucho.

 

Un viaje largo y en ayuno.

La noche anterior al viaje Mara comió su última comida en Bogotá. Pasaría mucho tiempo antes de que ella volvería a comer, sería una jornada muy larga. Cuatro horas de espera en el aeropuerto, catorce desde Bogotá hasta Madrid, dos en el cambio de avión, una hasta Porto, y una más en carretera hasta nuestro nuevo hogar, sin contar  el tiempo que tomaría el desembarque y el chequeo del veterinario cuando estuviera Portugal.  

 

¡Todos a bordo!

El día del viaje toda mi familia y mi mejor amiga desplegaron su apoyo y compañía para llevarnos hasta el aeropuerto; maletas en un carro, pasajeros y mascota en otro. Sin su ayuda hubiera sido este trayecto más difícil y costoso.

Como el día anterior había realizado el examen del ICA era una preocupación menos. En el “counter” de la aerolínea  revisaron los papeles de Mara y la pesaron dentro de su transportín, por fortuna los paseos matutinos y en la tarde habían servido para que bajara parte del sobrepeso que tenía,  de esa forma no excedió  el peso máximo en bodega.

Pague su tiquete y posteriormente  alguien de la aerolínea nos condujo hasta una pequeña puertecita cerca de las  salidas internacionales en el primer piso del Dorado, allí pusimos a Mara dentro de su transportin en una banda transportadora y le dije como muchas veces lo había hecho en su entrenamiento: ¡Ya nos vemos!, esperando con todo mi corazón que fuera así.

El transportín pasó por la cortina plástica negra en donde se encontraban algunas personas de seguridad del aeropuerto, pasarían mucho tiempo antes de tener noticias de ella.

¿…Y llegó?

En el aeropuerto de Porto alrededor de las 11:45  de la mañana nuestro vuelo aterrizó. Con mi hija teníamos una gran inquietud con respecto a  Mara. Nos dirigimos a la salida de equipajes especiales en el aeropuerto, esperamos 10 minutos y nada salía; esperamos 15 y solo salieron unos instrumentos; esperamos 20 y tampoco. Por fin se abrió una puerta grande metálica y dos personas que trabajaban en el aeropuerto traían a Mara en un carro de transporte. Adivinaron en nuestras miradas que éramos sus responsables. En mi incipiente Portugés  pude contestar y entender sus orientaciones.

Porto

Nos apresuramos a mirarla por entre la puerta del transportín, se veía nerviosa y cansada; con sus ojitos cafés brillantes mostraban que se alegraba de vernos. Había llegado bien, pero todavía la jornada no terminaba, teníamos que pasar por los diferentes controles y verificaciones.

Hacía un tiempo había leído la noticia acerca de la amenaza que le hizo el gobierno de Australia al actor Jhonny Depp de sacrificar a sus Terriers, debido a que había incumplido con el procedimiento de entrada. También una vecina me había contado el caso de una persona a la que le sacrificaron los perros entrando a otro país. Había tenido en cuenta el procedimiento, pero me inquietaba algunas interpretaciones que habían hecho en la Clínica en Bogotá en donde realicé  lo del chip y el examen de rabia. Llevando con mi hija  dos grandes carros, uno con las maletas y otro con Mara nos dirigimos al control veterinario.  

En el control la doctora que atendió a Mara permitió sacarla del transportín para poderla examinar y darle agua. Mara se bebió un tazón de agua, después otro…,otro… y otra más, en total cuatro. La doctora revisó  meticulosamente uno a uno todos los documentos, examinó a Mara, realizó varias preguntas y notó que algo debía sustentarse mejor con respecto a las fechas.

Un sudor frío me recorrió el cuerpo a pesar de ser un día de verano, comencé a buscar como una loca más papeles y recibos para constatar las fechas. Por suerte fue posible aclarar y resolver la situación. Es importante que se cumpla con cada paso de la forma en que la piden y es importante que todo quede consignado de forma congruente en el Certificado Médico. Recibimos las recomendaciones  y nos dirigimos a los otros controles de aduana.

Por fin salimos por las puertas finales de llegadas internacionales donde  mi esposo nos esperaba, la gente nos miraba con extrañeza por el tamaño del transportín de Mara, seguramente pensaban que llevamos un pequeño león o un chita. Había valido la pena hacer todo lo posible.

Los costos totales del viaje de Mara incluyendo impuestos fueron alrededor de tres millones de pesos sin incluir transportes locales. Mara nos podría acompañar en esta nueva etapa de nuestras vidas y podriamos seguir disfrutando de su amor y compañía. Una  gran sensación de paz nos embargó al saber que nuestra familia era el mejor lugar para ella.  

En un pequeño jardín cerca de la salida del aeropuerto pudimos sacar a Mara para caminar y darle un pequeño pasaboca. Hasta el momento y con todas la vicisitudes las cosas habían salido bien, faltaba saber si el entrenamiento que había realizado con Mara para que se llevará bien con la gata de mi esposo funcionaba o no.

En secreto me acerque a su oído y le dije: Mara, por favor… por favor : ¡No te comas a la gata!

La gata de mi esposo, en su mejor pose: la de reina

La gata de mi esposo, en su mejor pose: de reina

Dedicación: esta entrada está dedicada a mi familia y a mi mejor amiga Angelita por su apoyo y amor incondicional en todo este proceso. A la Veterinaria Happy Tails que me orientaron y apoyaron de manera correcta para que Mara se recuperará pronto y pudiera estar con nosotros en esta nueva etapa de nuestras vidas.

 

Links de interes:

 

Requisitos que me pidieron para el país de destino. http://www.dgv.min-agricultura.pt/portal/page/portal/DGV/genericos?generico=228563&cboui=228563

¡No te comas a la gata! (Primera parte: De perrita callejera en Bogotá a perrita Viajera)

 

¡No te comas a la gata! (Primera parte: De perrita callejera en Bogotá a perrita Viajera)

Así es Mara

Tomar la decisión de viajar con mi perrita así como realizar los  trámites necesarios y lidiar con la incertidumbre del viaje fue  más estresante que decirle adiós a mis cosas. La información que te puedo suministrar te puede ahorrar algún tiempo así como brindar confianza para que ningún miembro de la familia se quede atrás.

…así es Mara

Mara es como cualquier  otra perrita criolla y callejera de cualquier parte del mundo, es: noble, tierna, fiel, cariñosa, le gusta robar comida, asaltar las canecas de basura, acechar a los gatos,  pasear por el parque  y que la consientan.

El día en que la adoptamos

Hace como unos siete años una médica  veterinaria de Bogotá  la rescató de las calles, del abandono y de un cáncer que la tenía en los huesos y sin un pelo en su cuerpo. Y hace más de cuatro años como dice mi hija: “ Mara nos escogió para que fuéramos su familia”.

¿En Europa no hay perros?

En el proceso muchas personas nos preguntaron  por qué nos tomábamos tantas molestias e invertimos tanto dinero en llevarnos a una perrita callejera como Mara a nuestro nuevo hogar en otro continente. Si lo pensamos solo con la  lógica era más fácil y más económico dejarla. Pero como diría el Principito : “No era más que un zorro semejante a mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo”.

Mi hija y Mara. “No era más que un zorro semejante a mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo” El Principito.

¿Cuándo y por dónde debo empezar?

En mi caso empecé con cinco meses de anticipación, tiempo que puede ser mayor o menor  dependiendo del país de destino. En conclusión esto es un tema para no dejar de últimas en la lista de actividades y es mejor empezar con tiempo. Debes revisar las exigencias del país de destino para el ingreso de animales de compañía y  si  tu mascota tiene alguna restricción o necesidad especial para viajar,  ya sea por raza, tamaño, peso o edad. También es importante ver  la información y requisitos que piden en las aerolíneas que ofrecen vuelos a tu lugar de destino.

Después de determinar lo anterior puedes iniciar el proceso. En mi caso necesite de los siguientes exámenes y documentos:

Un microchip de identificación: este chip de identificación se lo ponen a tu mascota. A Mara le quedó al lado del cuello/nuca,  asocia  tu mascota con tu nombre, te dan una tirita de códigos de barras que debes guardar muy bien. Este chip no es un localizador GPS y es posible leerlo  con un lector especial. Esto lo realicé en  la clínica Dover en Bogotá.

De camino para ponerle el Chip a Mara

 

Un examen para detectar la rabia “Rabies Antibody Titer for Export Animals”: Colombia es uno de los países con presencia de rabia en el mundo por esto tienes que realizarle a tu mascota un test de sangre que lo  deben analizar en un laboratorio autorizado en  los Estados Unidos. No todos los países lo exigen.

Esto también lo hice en la Clínica Dover. El resultado se demora unas seis semanas. Para poder viajar con tu mascota debes esperar  90 días después de haberlo realizado y que el resultado sea bueno para poder viajar.

Vacuna de la Rabia y/o Revacunación: en el caso de algunos países piden que se coloque después de poner el microchip o el mismo día,  todos estos datos deben quedar de forma congruente en el Certificado de Examen  General por un Médico Veterinario.

Un examen general por un médico veterinario: esto se hace con setenta y dos horas de anticipación, es decir casi antes de viajar. El médico confirma  en este documento que la mascota se encuentra en buen estado de salud, verifica las vacunas, el resultado del examen de rabia, el microchip, la desparasitación interna y externa entre otras temas de la salud de tu mascota, todo debe quedar claro y de forma congruente con las exigencias del país de destino. Para esto preferí realizar el examen con  el médico  veterinario de Mara  que la conoce desde que la adopte en la veterinaria Happy Tails en Bogotá.

Certificado de Inspección Sanitaria de Animales del ICA: esto lo debes hacer setenta y dos horas antes o el mismo día en que viajas en el ICA del Aeropuerto. Yo lo realicé el día anterior del viaje. Tienes que llevar a tu mascota y es recomendable ir acompañado con alguien porque mientras esperas en la línea de atención del ICA (primer piso del Aeropuerto de Bogotá) con otras mascotas y sus dueños alguien debe pagar los costos de este trámite en un banco que queda al otro lado de este sitio en el segundo piso del aeropuerto. Es importante que tengas a mano la dirección en el extranjero en donde te vas a quedar, copia de los documentos anteriores y del carnet de vacunación de tu mascota para que los entregues a esta entidad ese día.

Esquivando el miedo

24  horas de viaje era el trayecto más corto. ¿Resistiría Mara?… ¿Llegaría sana y salva a nuestro destino?  No se si por mi pesimismo capricorniano o será colombiano comencé a buscar las noticias malas de los viajes con mascotas,  entonces el oráculo de San Google me arrojó infinidad de información. La fatalidad me sobrecogió al  leer muchas, pero muchas noticias de cómo varias mascotas habían muerto por: calor, asfixia, frío, golpes de sus transportines, entre otras muchas negligencias. ¿ Podría yo someter a mi perrita a toda esa tortura…? ¿Podría hacerlo…?

Después de llorar rios con mi hija decidimos dejarla con alguien. ¿Pero con quién? En una oportunidad  me ofrecieron la posibilidad de dejarla en una  finca de un vecino, pero en el pasado  había tenía la mala experiencia de haber dejado una mascota en una finca por un cambio de trabajo en otra ciudad y con el tiempo me enteré que la habían maltratado y había muerto. ¿Qué  iba hacer…?

 

Mi hermano me ofrecí quedarse con Mara, pero era difícil para él cuidarla debido a sus viajes de trabajo. Además Marita es un poco grande para vivir en su apartaestudio.

-Así como habían noticias tristes deberían existir noticias buenas de mascotas que viajan,pensé. Comencé una nueva búsqueda  y llegué  al contacto de Perros de Casa. Hablé con uno de sus propietarios que me brindó de forma generosa información  al respecto y me contó  muchas experiencias que ellos acompañan y orientan.

Una de mis mayores inquietudes y que estuve hasta al cansancio buscando en internet  era saber qué pasaba después de entregar la mascota a la aerolínea. Gracias a todo su conocimiento y experiencia pude saber que después de cerrar el counter del vuelo el capitán revisa el número de pasajeros, el peso de carga y cuantos animales va llevar en bodega. Al contar con esa información dispone  en las zonas que asignan para lo animales en bodega de aire y calefacción . Diariamente viajan perros y gatos, caballos, peces, entre otros muchos más animales que llegan bien a su destino.

 

Con toda la información que me ofreció me anime a seguir. Perros de Casa ayuda a  muchas familias a reunirse con sus mascotas en el mundo. Si quieres viajar con tu mascota de una forma más relajada y en manos de expertos esta puede ser una de las mejores opciones. En mi caso decidí continuar con el proceso por mi cuenta, tenía tiempo, algún avance  y el dinero justito para hacerlo de la forma más económica pero segura posible.

En la próxima entrada te contaré que hice para preparar a Mara para cruzar el mundo,  cuánto me costo el proceso en general y los imprevistos que se presentaron.

Nota: te quiero contar que próximamente le cambiaré el nombre al blog en parte por esta nueva etapa que estoy viviendo, pero eso te lo contaré en otra entrada.

Links:

http://www.iberia.com/es/viajar-con-iberia/animales/

http://dover.com.co/viaje-con-su-mascota/

http://perrosdecasa.com/servicios/trasladosinternacionales/

https://www.ica.gov.co/Importacion-y-Exportacion/Otros-Procedimientos/Requisitos-para-importar-mascotas.aspx

 

“La Estética de las Bananas”

 

la.estetica.de.lasbananas

Quiero que por un instante imagines: entras a un restaurante, pides cuatro sopas, te traen tres; vas al supermercado, regresas a casa con tres bolsas, pierdes una; compras un paquete de naranjas y pierdes casi la mitad. Los días pasan en esta continua pérdida, un día son las frutas, en otro las verduras, pero tú no haces nada, te parece normal perder la sopa, las bolsas y los naranjas, pero el problema no es solo pagarlas y perderlas, el problema es que las pagas y no van a dar a ninguna mesa: llegan a tus manos y de tus manos se van a la caneca. ¿Te lo imaginaste? ¿Sí? Escucha.

La pérdida de alimentos que pagamos todos no inició contigo, comenzó talvez en el algún lugar entre el campo y una gran ciudad en donde un “inexplicable derrame de leche se vertió en un río de Colombia, y dejó a más de 400 mil habitantes sin agua[1], o en alguna vía de México, Argentina o algún otro país en el cual el mercado lácteo es controlado por no más de siete empresas, que imponen el precio, pagan y exigen lo que quieran; un juego en el cual las utilidades son para pocos y la pérdida para los pequeños productores, es allí en una de esas carreteras que tú y yo hemos transitado, que un conductor se devolvió  de la planta de una industria a la finca con malas noticias: hoy como ayer no recibieron la leche,  y el negocio no da más, y así terminó el gris pavimento teñido de blanco, ante la mirada impávida de los transeúntes.

derrame.leche.españa

Ver Noticia

O cerca de la costa francesa en la cual un barco de pesca  sube la red de arrastre, está pesada se alcanza a ver, fue un buen día para pescar, pero cuando en cubierta se muestra el botín, no todo sirve, se tendrá que descartar la mitad; la mayoría de los langostinos no miden los 9 centímetros reglamentarios, es así como se devolverán muertos o agonizantes al mar, a la vez que se tendrán que devolver maltrechas varias especies más que cayeron en la red, y que están en vía de extinción. Y esto pasa mientras releo la noticia de hace un par de semanas: España acabó este año sus reservas de pescado, y tendrá que depender de las importaciones.

Mientras el barco regresa al muelle, André un trabajador de la lonja de pescado en Francia tendrá que tirar el contenido de varias cajas al mar, pero antes deberá aplicar un químico para que el pescado que allí se encuentra sea incomible, y de esa forma asegurarse de que no pare en un mercado paralelo que pueda bajar su precio, mientras hace esto piensa: sería bueno poder llevar un poco a su mensa, ya que el dinero que gana no le alcanza para tener una dieta tan variada y buena, pero se apresura ya que lo observan, y si llega a tomar alguno… es probable que lo despidan.

 

En una finca en Ecuador se apilan varias bananas en el suelo, algunas son muy flacas, otras son muy rectas, otras son de formas muy simpáticas, todas muy sabrosas y nutritivas, pero serán descartadas, es decir tiradas a la basura, debido a que no cumplen con los estándares estéticos. Con la entrada de bananas procedentes de China a un menor precio y al parecer transgénicas, los mercados se encuentran en sobreoferta y están más exigentes con la “estética de las bananas” y es difícil para los agricultores cumplir con esos requisitos. Al final del día la pila ya parece una montaña, mañana posiblemente se repetirá la misma historia.

Ver Noticia

Ver Noticia

 

A las afueras de un supermercado en Nueva York varias personas esperan  a que saquen la basura del día de hoy, algunos inquietos pensaran: serán lechugas un poco achiladas, unos rábanos, papas, uno que otro enlatado a punto de cumplir su fecha de vencimiento, algunos panes que no  podrán venderse tan frescos el día de mañana. Entre los que esperan  repartirse el festín se encuentran desde rebeldes y opositores al sistema capitalista que han encontrado en la recuperación de comida un estilo de vida llamado Freegan o sencillamente  son personas que lo necesitan. En otra parte del mundo en donde es prohibido escarbar las canecas de los supermercados un operador ha sido despedido por llevarse del bote de basura tres lechugas, y de paso tendrá que enfrentar una demanda por hurto. Mientras que los Freegans en Bogotá pactan a través  de un grupo en Facebook cuando será el próximo encuentro en Abastos, la principal plaza de mercado de la ciudad.

 

Y es en este punto cuando entran personas comunes y corrientes en esta historia, alguien así como tú o como yo. Un fin de semana cualquiera llegas al supermercado y no te acuerdas  si todavía tienes esa lata de salsa para pastas para la cena del día hoy, piensas que mejor será comprarla, más vale que sobre y no que falte, reza el refrán popular, tampoco recuerdas si tienes limones, lechuga y pepino, así que llevas de todo.

 

Como ya es casi  el medio día y con los trancones de los de los fines de semana mejor será buscar algo que comer, tienes tanta hambre que quieres que te sirvan ¡Ya!, y  los niños no aguantan más,  es mejor almorzar, pides de todo, y a las pocas cucharadas recuerdas que estas a dieta, los niños como siempre solo comen la mitad. Lo más sensato sería llevar las sobras a casa, pero con el afán y la infinidad de cosas por hacer no dan mucho tiempo para pensar, así que sales apurado hacia tu casa; cuando llegas encuentras que tienes más de dos latas de salsa para pasta, tres pepinos uno a punto de dañarse y una lechuga que todavía conserva el plástico del supermercado.

 

Todas estas historias que te  he contado pasan una y otra vez en casi  todas las partes del mundo, es así como desde la producción, la poscosecha, la distribución, el comercio y el consumo se pierden y desperdician 1.300 millones de toneladas al año que equivalen a 1/3 de los alimentos producidos para el consumo humano, de éstas 9,76 millones de toneladas se desperdician en Colombia. Si quisiéramos exportar toda esa basura  por lo menos las de mi país a un lugar bien exótico, algo así como a Marte, tendríamos que llenar para solo el desperdicio de alimentos 488.000 contenedores de 20 pies, que se podrían apilar en 3.330 grupos a la altura del Empire State[2], ¡toda una ciudad basura!

 

A la vez que se genera este desperdicio 795 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. Y en Colombia se estima que se podrían alimentar a 8 millones de personas con el desperdicio que se genera. En otras palabras con solo el desperdicio que generamos en mi país podríamos alimentar a la población de alguno de estos países: Nueva Guinea, Togo, Sierra Leona, Bulgaría, Serbia, Paraguay o a la suma de las poblaciones de: Lesoto, Letonia y Gabón, para  no ir tan lejos podríamos alimentar a los 63.634 personas que murieron de hambre en Colombia en esta última década, teniendo presente el subregistro sería casi  la capacidad de personas de dos estadios como el Capín, en Bogotá.

HAMBRE

Ver Noticia

Pero el problema del desperdicio no solo es basura y personas hambrientas, es también un uso excesivo de la tierra,  el gasto innecesario de transporte, de agua, emisiones de CO2, de Metano y de otros gases que aportan al efecto invernadero, y también es un desperdicio de vida, porque en últimas, la sopa, las naranjas y las sobras del almuerzo no las pagaste solo con dinero las pagaste con vida, con tu vida.

 

 

Fuentes de Información

Iniciativa Save the Food:  Iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos

Pérdida y Desperdicio de Alimentos en el Mundo, FAO (2011)

Perdida y Desperdicio de Alimentos en Colombia, 2016  DNP

Mortalidad y desnutrición infantil, más allá de la cifras

El escándalo del despilfarro alimentario y de tirar comida a la basura por negocio

Pérdida y desperdicios de alimentos en América Latina y el Caribe

Freeganismo a la Carta

Noticia Derrame de Leche cierra Acueducto

Las bananas ecuatorianas se enfrentan a un mercado difícil

http://www.winnergo.cl/calculadora-cajas-caben-contenedor#jumpHere

https://www.facebook.com/groups/678764135480255/

Ministerio de Trabajo: ABCDÉ salario mínimo.

http://www.telesurtv.net/news/En-Colombia-mueren-a-diario-18-personas-por-desnutricion-20160414-0027.html

http://www.20minutos.es/noticia/416477/0/agricultores/leche/galicia/

http://www.bbc.com/news/10307795

http://www.bbc.com/news/10307795

[1]  Noticia Derrame de Leche cierra Acueducto:  http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-451757

[2] Para su cálculo se tiene en cuenta que una tonelada ocupa un metro cúbico en un vertedero.

10 Consejos para que las Tarjetas de Crédito sean tus aliadas financieras.

tarjeta.superajustada

Las tarjetas de crédito pueden ser tus aliadas o una trampa financiera, todo depende del adecuado o el inadecuado manejo que les des,  aquí te dejó 10 consejos:

  1. El cupo de tus tarjetas no es dinero adicional: este es un error muy recurrente, y consiste en sumarle al saldo de las cuentas, ya sean de ahorro o corrientes, el cupo disponible de tus tarjetas de crédito, en otras palabras hacemos cuentas alegres. El cupo que usas de tus tarjetas si lo pagas en varias cuotas es una deuda a una tasa de interés muy alto, tal vez  a la tasa más alta del mercado.

 

  1. Revisa el extracto de las tarjetas detalladamente para determinar si existen cargos que no corresponden y verifica el cargo de pagos flotantes o en trámite: este es un paso que muchas personas no realizan con consciencia, es importante revisar los cargos que te efectúan, saber a qué corresponde cada cosa,  determinar si  te están haciendo cargos que no deben y verificar si existen pagos flotantes o en trámite que hiciste con este instrumento financiero pero que no te los  han cargado a tu tarjeta, especialmente esto sucede cuando realizas compras en el exterior.

 

  1. Saber cuándo inicia y termina el ciclo de tu tarjeta: esto lo puedes constatar en tu extracto, si compras a una cuota al siguiente día de tu fecha de corte tienes más de un mes para pagar sin interés.  Ejemplo: si tu ciclo inicia el 29 de septiembre y termina el 30 de octubre, y tu fecha de pago es el 20 de noviembre, al comprar en los primeros días de noviembre ese valor lo deberás cancelar hasta el 20 de Diciembre.

 

  1. Tener las tarjetas y el cupo que seas capaz de pagar: en una época mostrar un “llavero de tarjetas” o una billetera en la cual se desplegaran como cascada innumerables tarjetas de crédito dejaba a la gente impresionada. Hoy en día ya no es así, a cualquiera le dan un tarjeta sin necesidad de pedirla, te las ofrecen hasta en los supermercados, y de cierta forma esto es algo bueno debido a que se democratiza el crédito, pero puede ser un cuchillo de doble filo al no saberlas manejar, por los costos  financieros (tanto en la cuota de manejo como en la tasa de interés) y porque puedes incurrir en un sobre endeudamiento. Los expertos sugieren que tengas como máximo dos, y que no te endeudes más de la cuenta con este instrumento.

 

 

  1. Determinar qué compras con tus tarjetas y a cuántos plazos (o cuotas): creo que este tema es muy personal, todo depende. Sin embargo, recuerdo una anécdota que puede ayudar a la reflexión: un viernes en la noche me encontraba haciendo fila en un supermercado detrás de un caballero que pago una botella de un licor con su tarjeta de crédito a 12 cuotas, en otras palabras fue el “guayabo” o la resaca más larga que haya visto. Personalmente si llego a utilizar la tarjeta para bienes no perecederos procuro que sea a una cuota, si es otro tipo de bien o de servicio tengo presente el valor de la cuota en mi presupuesto y trato que no sean muchas cuotas. No obstante, a veces pasa que realizas compras por internet y automáticamente el crédito se difiere en 24 cuotas, en ese caso es pertinente revisar si puedes pagar con otro medio de pago ya que lo intereses son muy costosos con tantas cuotas o llamar al banco para que te ajusten las cuotas.

 

  1. Determina si las llevas contigo o las dejas en tu casa: por mi experiencia prefiero dejarlas en la casa y solo sacarlas cuando sé que voy a comprar algo que he pensado con calma, prefiero hacer esto debido a que soy compulsiva (Identificando el Cavernícola que vive en mí).Las emociones afectan tus decisiones de compra y es posible que una gran tristeza, una gran euforia o un comportamiento adictivo pueda afectar tu juicio financiero.

 

  1. Pagar a tiempo: más que una buena práctica es un deber, y es mejor pagar en los tiempos previstos, debido a que no hacerlo te implicará sobre costos por interese de mora y gastos de los departamentos de cobranza que tendrás que pagar por las molestas llamadas y mensajes de recordatorio de pago.

 

  1. Revisar otras posibilidades de financiamiento: a pesar que puedas tener un cupo significativo en tu tarjeta de crédito antes de realizar una compra de un valor considerable vale la pena revisar otras posibilidades de financiamiento con menores tasas de interés.

 

  1. Saber  cuál es tasa de Interés y la cuota de manejo: saber la tasa de interés así como la cuota de manejo que pagamos al usar este instrumento y compararla con las de otros bancos o entidades financieras nos permite tener un mejor criterio para elegir nuestros productos financieros.

 

En Colombia, puedes encontrar esta información no tan actualizada en la página de la Superintendencia Financiera, a la fecha se encuentra al mes de agosto de 2015, y las tasas de las entidades financieras se incrementaron en el mes de noviembre. El promedio de las tasas de interés de las tarjetas de crédito en Colombia es del 26.54 Tasa Efectiva Anual (TEA), siendo las tres más bajas las de: CORPOBANCA (20,52 TEA), Banco Agrario (21,90 TEA) y  COOMEVA (24,15) y las tres más altas las de: Popular (28,79 TEA), BVVA Colombia (28,69 TEA) y GBN Sudameris Colombia (28,32 TEA). La Tarjeta Éxito (Tuya) tiene una tasa del 28,63 TEA, por poco casi igual que la segunda tasa más alta que ofrecen los Bancos.

Link tasas de interés: Superintendencia Financiera

 

  1. Conocer y aprovechar los beneficios de tus tarjetas: este es un tema que hasta ahora estoy aprendiendo pero es útil identificar, las tarjetas también te ofrecen varios beneficios entre los cuales puedo nombrar los siguientes:

 

  • Son muy útiles en los viajes internacionales. ¿Tienes tarjeta de crédito? es lo primero que te preguntan cuando llegas a otro país, para aprovechar las ventajas y usar este instrumento en los viajes debes hablar con antelación con el banco e informarles que estarás de viaje o utilizar los canales de información que ofrece la entidad financiera para esto, por ejemplo: aplicativos de los bancos para teléfonos móviles.
  • Te ofrecen una gran facilidad para realizar pagos por internet.
  • Acumulas millas para viajar: con algunas tarjetas puedes tener esta opción.
  • Asistencia Internacional: no estoy segura si todas las tarjetas lo tienen, pero puedes contar con un servicio de asistencia en caso de pérdida de documentos, enfermedades o accidentes entre otros.
  • Convenios y descuentos especiales.
  • Tarjetas Amparadas.
  • Programas de puntos.
  • Seguros de viaje y mucho más.

 

Revisa tus beneficios y tenlos presentes.

 

Y si eres un buen cliente hazte atender de la mejor forma, ya que los servicios por lo menos en mi país son muy costos, y hasta puedes pedirles que te exoneren de la cuota de manejo.

 

¡Usa las tarjetas de crédito con inteligencia!