¿Cómo evitar los gastos hormiga, dobles y el derroche?

¿Cómo evitar los gastos hormiga, dobles y el derroche para mejorar tus finanzas personales?

¿Cómo evitar los gastos hormiga, dobles y el derroche para mejorar tus finanzas personales?

El inicio del año es un aterrizaje forzoso a la realidad,  enero por lo general siempre nos espera con noticias  poco alentadoras, como: el incremento de los precios, nuevos impuestos, el alza del dólar y la disminución del poder adquisitivo.

Algunos (as) hasta consultaremos el zodiaco y  el horóscopo chino para buscar algún alivio que nos diga que las cosas serán mejores de lo que nos  informan los grandes economistas o el ministro de hacienda. Pero a pesar que el panorama económico no sea el más favorable podrás sortear los obstáculos y aprovechar las oportunidades que se presenten a través de mejorar la gestión de tus finanzas, y un tema importante para esto es el análisis del gasto, por lo cual hoy quiero reflexionar de tres saboteadores presentes en este componente, los cuales son:

Los gastos hormiga: son aquellos pequeños gastos que realizamos de una forma inconsciente todos los días en pequeñas cosas que no representan un gran valor, como: chicles, dulces, café, postres, cigarrillos, antojos y un sinfín de pendejadas. El caso es que llegamos a la casa sin un peso en el bolsillo porque nos gastamos todo y  lo peor es que no sabemos ¿en qué?

Para poder identificar estos gastos es importante que estés muy atento a tu comportamiento en cuanto a esto de forma diaria, para eso te aconsejo llevar un control, y mejor aún realizar y seguir un presupuesto. (Lee también: Identificando el Cavernícola que vive en mí y Cómo hacer un presupuesto de una forma fácil)

 

Los gastos dobles: personalmente he nombrado estos gastos así, ya que me he dado cuenta que a veces uno paga cosas o servicios dos veces o hasta más, y esto se puede explicar mejor con los siguientes ejemplos: por lo general pagamos el servicio de internet en la casa y en el celular,  y contamos con éste en otros lugares como: en el trabajo, cafés y otros sitios, y no necesariamente lo requerimos siempre, otro ejemplo es pagar un gimnasio y tener la posibilidad de acceder a estos servicios a través de las empresas a las cuales estamos vinculados laboralmente ( si es una empresa o institución grande), contamos con programas del gobierno gratuitos para el acondicionamiento físico, o tenemos la opción de gimnasio al estar afiliados a una cajas de compensación.

Reconocer estos gastos es más difícil porque dependen de cada persona, pero si quieres mejorar el remanente de tus ingresos es importante hacer un ejercicio de identificación de estos gatos y pensar una estrategia para disminuirlos, creo que es importante preguntarse antes de realizar un gasto: ¿Existe una opción gratuita o de menor costo para este gasto? y  ¿me ofrece las condiciones que necesito?

El derroche: Estos temas por lo general pueden estar presente en todos tus gastos desde el derroche de servicios públicos hasta el desperdicio de alimentos, en fin en todo, y es un tema que al analizarlo con calma y detenidamente podrás realizar grandes avances y ahorrar mucho dinero. (Lee también: Medidas básicas para cuidar el agua, Si no lo estás usando… ¡Apágalo!, Cómo gastar menos en las compras del mercado y mejorar la calidad de los alimentos)

Así como realizamos un esfuerzo para percibir nuestros ingresos es importante pensar cómo los gastamos.

Te invito a ver mi primer video blog con respecto a este tema.

 

 

10 Consejos para que las Tarjetas de Crédito sean tus aliadas financieras.

tarjeta.superajustada

Las tarjetas de crédito pueden ser tus aliadas o una trampa financiera, todo depende del adecuado o el inadecuado manejo que les des,  aquí te dejó 10 consejos:

  1. El cupo de tus tarjetas no es dinero adicional: este es un error muy recurrente, y consiste en sumarle al saldo de las cuentas, ya sean de ahorro o corrientes, el cupo disponible de tus tarjetas de crédito, en otras palabras hacemos cuentas alegres. El cupo que usas de tus tarjetas si lo pagas en varias cuotas es una deuda a una tasa de interés muy alto, tal vez  a la tasa más alta del mercado.

 

  1. Revisa el extracto de las tarjetas detalladamente para determinar si existen cargos que no corresponden y verifica el cargo de pagos flotantes o en trámite: este es un paso que muchas personas no realizan con consciencia, es importante revisar los cargos que te efectúan, saber a qué corresponde cada cosa,  determinar si  te están haciendo cargos que no deben y verificar si existen pagos flotantes o en trámite que hiciste con este instrumento financiero pero que no te los  han cargado a tu tarjeta, especialmente esto sucede cuando realizas compras en el exterior.

 

  1. Saber cuándo inicia y termina el ciclo de tu tarjeta: esto lo puedes constatar en tu extracto, si compras a una cuota al siguiente día de tu fecha de corte tienes más de un mes para pagar sin interés.  Ejemplo: si tu ciclo inicia el 29 de septiembre y termina el 30 de octubre, y tu fecha de pago es el 20 de noviembre, al comprar en los primeros días de noviembre ese valor lo deberás cancelar hasta el 20 de Diciembre.

 

  1. Tener las tarjetas y el cupo que seas capaz de pagar: en una época mostrar un “llavero de tarjetas” o una billetera en la cual se desplegaran como cascada innumerables tarjetas de crédito dejaba a la gente impresionada. Hoy en día ya no es así, a cualquiera le dan un tarjeta sin necesidad de pedirla, te las ofrecen hasta en los supermercados, y de cierta forma esto es algo bueno debido a que se democratiza el crédito, pero puede ser un cuchillo de doble filo al no saberlas manejar, por los costos  financieros (tanto en la cuota de manejo como en la tasa de interés) y porque puedes incurrir en un sobre endeudamiento. Los expertos sugieren que tengas como máximo dos, y que no te endeudes más de la cuenta con este instrumento.

 

 

  1. Determinar qué compras con tus tarjetas y a cuántos plazos (o cuotas): creo que este tema es muy personal, todo depende. Sin embargo, recuerdo una anécdota que puede ayudar a la reflexión: un viernes en la noche me encontraba haciendo fila en un supermercado detrás de un caballero que pago una botella de un licor con su tarjeta de crédito a 12 cuotas, en otras palabras fue el “guayabo” o la resaca más larga que haya visto. Personalmente si llego a utilizar la tarjeta para bienes no perecederos procuro que sea a una cuota, si es otro tipo de bien o de servicio tengo presente el valor de la cuota en mi presupuesto y trato que no sean muchas cuotas. No obstante, a veces pasa que realizas compras por internet y automáticamente el crédito se difiere en 24 cuotas, en ese caso es pertinente revisar si puedes pagar con otro medio de pago ya que lo intereses son muy costosos con tantas cuotas o llamar al banco para que te ajusten las cuotas.

 

  1. Determina si las llevas contigo o las dejas en tu casa: por mi experiencia prefiero dejarlas en la casa y solo sacarlas cuando sé que voy a comprar algo que he pensado con calma, prefiero hacer esto debido a que soy compulsiva (Identificando el Cavernícola que vive en mí).Las emociones afectan tus decisiones de compra y es posible que una gran tristeza, una gran euforia o un comportamiento adictivo pueda afectar tu juicio financiero.

 

  1. Pagar a tiempo: más que una buena práctica es un deber, y es mejor pagar en los tiempos previstos, debido a que no hacerlo te implicará sobre costos por interese de mora y gastos de los departamentos de cobranza que tendrás que pagar por las molestas llamadas y mensajes de recordatorio de pago.

 

  1. Revisar otras posibilidades de financiamiento: a pesar que puedas tener un cupo significativo en tu tarjeta de crédito antes de realizar una compra de un valor considerable vale la pena revisar otras posibilidades de financiamiento con menores tasas de interés.

 

  1. Saber  cuál es tasa de Interés y la cuota de manejo: saber la tasa de interés así como la cuota de manejo que pagamos al usar este instrumento y compararla con las de otros bancos o entidades financieras nos permite tener un mejor criterio para elegir nuestros productos financieros.

 

En Colombia, puedes encontrar esta información no tan actualizada en la página de la Superintendencia Financiera, a la fecha se encuentra al mes de agosto de 2015, y las tasas de las entidades financieras se incrementaron en el mes de noviembre. El promedio de las tasas de interés de las tarjetas de crédito en Colombia es del 26.54 Tasa Efectiva Anual (TEA), siendo las tres más bajas las de: CORPOBANCA (20,52 TEA), Banco Agrario (21,90 TEA) y  COOMEVA (24,15) y las tres más altas las de: Popular (28,79 TEA), BVVA Colombia (28,69 TEA) y GBN Sudameris Colombia (28,32 TEA). La Tarjeta Éxito (Tuya) tiene una tasa del 28,63 TEA, por poco casi igual que la segunda tasa más alta que ofrecen los Bancos.

Link tasas de interés: Superintendencia Financiera

 

  1. Conocer y aprovechar los beneficios de tus tarjetas: este es un tema que hasta ahora estoy aprendiendo pero es útil identificar, las tarjetas también te ofrecen varios beneficios entre los cuales puedo nombrar los siguientes:

 

  • Son muy útiles en los viajes internacionales. ¿Tienes tarjeta de crédito? es lo primero que te preguntan cuando llegas a otro país, para aprovechar las ventajas y usar este instrumento en los viajes debes hablar con antelación con el banco e informarles que estarás de viaje o utilizar los canales de información que ofrece la entidad financiera para esto, por ejemplo: aplicativos de los bancos para teléfonos móviles.
  • Te ofrecen una gran facilidad para realizar pagos por internet.
  • Acumulas millas para viajar: con algunas tarjetas puedes tener esta opción.
  • Asistencia Internacional: no estoy segura si todas las tarjetas lo tienen, pero puedes contar con un servicio de asistencia en caso de pérdida de documentos, enfermedades o accidentes entre otros.
  • Convenios y descuentos especiales.
  • Tarjetas Amparadas.
  • Programas de puntos.
  • Seguros de viaje y mucho más.

 

Revisa tus beneficios y tenlos presentes.

 

Y si eres un buen cliente hazte atender de la mejor forma, ya que los servicios por lo menos en mi país son muy costos, y hasta puedes pedirles que te exoneren de la cuota de manejo.

 

¡Usa las tarjetas de crédito con inteligencia!

 

 

 

 

Siete errores que arruinan nuestras finanzas

blog.20.1

Al cierre del año es normal hacer un balance y reflexionar al respecto de ciertos comportamientos que arruinan nuestras metas en el área financiera, algunos errores frecuentes son:

  1. Vivimos por encima de nuestras posibilidades, con lo cual gastamos más de lo que ganamos.
  2. Usamos el cupo de las tarjetas de crédito como un dinero extra, por lo cual nos endeudemos más.
  3. Gastamos pensando que obtendremos ingresos adicionales de negocios o contratos que son inciertos, por lo cual es mejor ser precavidos y pacientes hasta que éstos se concreten.
  4. Derrochamos dinero en momentos de abundancia pensando que esta situación permanecerá en el tiempo y perdemos la oportunidad de analizar posibles inversiones.
  5. No contamos con un fondo para emergencias que nos permita sortear cualquier situación difícil que se nos presente.
  6. Compramos de forma impulsiva o emocional y no nos damos cuenta de este comportamiento.
  7. Hacemos inversiones y gastos de forma precipitada sin conocer bien lo que nos ofrece el mercado, y no sopesamos el costo/ beneficio de estas compras o inversiones.

Las lecciones financieras que aprendimos en este año nos permitirán mejorar nuestras finanzas en el próximo.

El Dinero, medio o fin.

13.dinero

 

Schopenhauer decía:”Los hombres están acertados en valorar el dinero, porque, semejante a un proteo, se transforma en todos sus deseos”, haciendo referencia al dios griego que podía cambiar de forma. Es así que el dinero materializa todos los deseos y sirve en nuestro ingenuo entender como escudo que brinda protección de los miedos.

Técnicamente el dinero es un medio de intercambio que cumple las funciones de: medio de pago, unidad de medida de todos los valores, medio de atesoramiento y medio de acumulación de capital. Pero en la realidad es aún más y la teoría económica se queda corta en explicar este fenómeno.

En esta sociedad monetizada en la que vivimos “todo tiene un precio” y hemos convertido al dinero en casi un dios, y nuestro bienestar está estrechamente ligado a este medio, llegamos al punto que construimos un relación tanto a nivel personal como colectiva con el dinero, en donde el único propósito claro es ganar más para por supuesto gastar más o mejor aún complacer todos nuestros deseos y evitar la materialización de los miedos.

Creo que para construir una relación sana con lo que significa el dinero para cada persona es importante hacerse ciertas preguntas, que al principio pueden parecer sin sentido pero que revelaran aspectos importantes que cambiaran definitivamente la forma de relacionarnos con el dinero, entre las cuales sugiero las siguientes:

¿Qué significa el dinero para mí?
¿Es el dinero un medio o un fin?
¿En qué gasto el dinero?
¿Cómo era el manejo del dinero en mi casa cuándo era una niña o un niño?
¿Qué debo cambiar para mejorar mi relación con el dinero?
¿Qué actividades puedo disfrutar sin gastar dinero?

Si bien es cierto el dinero es el medio que nos permite interactuar en la sociedad monetizada, existe una gran riqueza en cada una de nuestras vidas, la cual no se compra con el dinero y es importante redescubrirla; en ese momento nos sentiremos más libres del yugo de tener que pagar por todo un precio.

Feliz semana y gracias por visitar este espacio.

Otras entradas relacionadas
Identificando el Cavernícola que vive en mí

Hipercapitalismo, Hiperconsumo, Hipertensos e Hiperendeudados.

IMG_0122
Hace como tres décadas los seres humanos teníamos un respiro de nuestro papel como consumidores. Los almacenes cerraban los domingos, días feriados y solo hasta las 8:00 pm encontrabas tiendas abiertas, los programas de televisión de los tres únicos canales que existían, por lo menos en Colombia, emitían solo hasta las 11:00 pm.
Pero eso se acabo, ahora somos consumidores las 24 horas del día 7 días a la semana sin descanso, en donde estemos la presión del mercado nos alcanza. Vivimos en lo que Gilles Lipovetsky llama una sociedad moda “reestructurada de arriba abajo por las técnicas de lo efímero, la renovación y seducción permanente”.

Es tan difícil no dejarse seducir por los placeres y facilidades financieras que ofrece el mercado. ¡Si lo que quieres está a unos cuantos “clicks” del alcance de tu mano!

Las técnicas de venta cada vez son más sofisticadas, se valen de: la tecnología, los medios de comunicación, los estudios detallados del mercado, las facilidades de financiación, el conocimiento que han logrado las nuevas áreas de estudio como la Economía conductual y la Neuroeconomía.

En una época era irrefutable la premisa que la demanda creaba su oferta, en este momento ya no es del todo cierto ahora la oferta crea su demanda, a través de alimentar las ansiedades y frustraciones del hombre, en donde cada vez quieres más, te endeudas más y te estresas más.

En este estado de Hipercapitalismo, Hipermercado, Hiperconsumo, en donde cada vez nos volvemos más Hipertensos, Hiperinseguros e Hiperendeudas, es importante que nos preguntemos: ¿necesitamos tanto? ¿Vale la pena pagarlo en 34 cuotas con la tarjeta de crédito y desvelarse todas las noches por no saber cómo lo vamos a pagar?, lo necesitamos o sencillamente esta compra la estoy usando para escapar de mis frustraciones, y si lo estoy haciendo esto las calmará…seguramente no.

Dejar de ser un títere de la presión del mercado nos es una tarea fácil pero vale la pena recuperar el control y el estado de consciencia de nuestras decisiones y por ende de nuestras vidas.

¿Cómo hacer y seguir un presupuesto de una forma fácil?

¿Cómo hacer y seguir un presupuesto de una forma fácil?

¿Cómo hacer y seguir un presupuesto de una forma fácil?

 

Desde que empecé a desarrollar este blog le he preguntado a varios familiares, amigas(os) y compañeras(os) del trabajo si llevan un presupuesto. La respuesta es algo increíble…!ninguno lleva un presupuesto! Tienen presente sus gastos gruesos pero no saben con exactitud en qué gastan su dinero y de esa forma es más fácil derrochar que ahorrar.

La mejor formar para determinar en qué gastamos el dinero es a través de un presupuesto, que es ajustar tus gastos a tu ingresos. Los economistas y administradores hemos complicado el asunto más de la cuenta y puedes encontrar infinidad de herramientas desde aplicativos móviles hasta platillas en Excel que asustan con su complejidad a muchas personas, incluyéndome, se vuelve tan complejo el asunto que es totalmente abrumador seguir el presupuesto y si no lo puedes seguir no lo puedes cumplir.

Si nunca en la vida has hecho un presupuesto te recomiendo lo siguiente.

1. Ten una herramienta que te ayude con la cual te sientas cómoda(o), ya sea una hoja de Excel, aplicativo móvil o un libro de cuentas. En esta entrada incluyó un presupuesto sencillo acompañado de un pequeño instructivo, el cual puedes descargar para tu uso personal y si no te gusta manejar Excel las puedes imprimir y anotar a mano tus ingresos y gastos.

2. Determina todos tus ingresos mensuales: honorarios, arriendos, remesas, entre otros.

3. Determina tus gastos para un mes:

• Gastos fijos como: arriendo, servicios, mercado, comidas por fuera de la casa, transporte, gastos educativos, gastos necesarios para vivir.

• Pago de deudas y gastos financieros, es importante contar con estos gastos como si fueran gastos fijos.

• Gastos variables en los cuales incluirás tus gustos, vacaciones, ropa, entre otros.

4. Conócete financieramente, después de proyectar tu presupuesto te recomiendo tenerlo a la mano y anotar tus gastos. Esto lo puedes hacer al final del día o en la maña siguiente, anota tus gastos en tu herramienta y comienza a comparar lo proyectado con lo que realmente gastas.

5. Analiza y Evalúa tus resultados. Es posible que cuando termine el mes identifiques que gastas más de lo proyectado en ciertos ítems, o estas subestimando ese gasto o compras de forma impulsiva (Identificando el cavernícola que vive en mí).

6. El único presupuesto perfecto para ti es el que tú puedas realizar, a pesar que no logres las metas de ahorro que te fijaste de forma mensual es importante identificar los errores y tenerlos presente para no cometerlos en el futuro.

7. Identifica qué hiciste bien este mes y felicítate por tus logros.

8. Crea provisiones para gastos cuantiosos como: impuestos, las matricula de los colegios, entre otros, así será más fácil pagarlos.

9. Al tener tu presupuesto definido y al conocer tus hábitos de gastos podrás determinar que gastos puedes reducir para generar un mayor ahorro. (Ver Diez Consejos para sacar tus finanzas del caos)

10. Manejar de forma correcta las finanzas personales es un gran reto y aun más cuando nadie te ha enseñado, el camino más largo inicia con el primer paso.

Archivo Presupuesto Mensual Sencillo e Instructivo. presupuesto.sencillo.mes.cdt.julio.14

presupuest.imag.ajustad

 

 

 

El Arte de Hacer Mercado, la lista.

mercado.web

En una época ir de compras era una pesadilla me estresaba la idea de tener que soportar los trancones de los carritos del mercado, no encontrar los productos y marcas que me gustaban, las mercaderistas que te acosaban en los pasillos, las góndolas vacías y por supuesto las largas y tediosas filas para pagar, era algo agotador y costoso debido a que terminaba con muchos productos que no necesitaba, no sabía prepararlos y terminaban dañándose al final de la semana.

Tratando de evitar estas cosas que nos suelen suceder he identificado algunas recomendaciones que te pueden servir las cuales desarrollaré paso a paso, en este post solo trataré el tema de la lista.

1. Una idea sencilla para hacer tu lista de mercado es dividir una hoja en cuatro partes: un cuadrante con productos de aseo, otra de frutas y verduras, lácteos y carnes, abarrotes y otros.

lista.paint
Lista de Mercado Sencilla (archivo)

2. No confíes en tu memoria, es mejor chequear las alacenas y revisar los productos que consumes generalmente.

3. Tenla siempre a mano o en un lugar visible para ir anotado los productos que necesitas así cuando llegue el día de la compras no se te olvidará nada.

4. Ten en cuenta tu salud para elaborar tu lista y verifica con tu doctor o nutricionista que alimentos puedes comer, incluyendo también que frutas y verduras son las más aconsejables para tu dieta.

5. Revisa cuales son las frutas y verduras que se encuentran en temporada para incluirlos en tu menú.

6. Anota los productos según el menú o las recetas que quieres preparar en la semana o en la quincena.

7. Determina la cantidad de productos que vas a comprar especialmente para productos perecederos que no se puedan congelar con el fin de evitar el desperdicio.

Con estos simples pasos podrás ir mejor preparada(o) para el campo de batalla de la compras.