Bolsas de Papel Periódico y Pegante Casero

Desde hace un par de meses estoy haciendo estas bolsas para reutilizar el papel periódico y disminuir el uso del plástico en mi casa.

Como complemento a este idea encontré en el Blog Nuestro Mundo Creativo una receta maravillosa para hacer un pegante casero con ingredientes que seguramente tienes en tu alacena.

Pegamento casero: fécula de maíz, vinagre, agua y sal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para la Bolsa Grande:

Materiales

4 hojas de papel periódico y pegante.

Capacidad: de 500 a 700 gramos

Instrucciones

1.Pegas por los bordes dos hojas y  repites la misma operación con las otras dos hojas restantes. De esta forma tienes dos hojas reforzadas.

2. Pegas las dos hojas reforzadas por uno de los bordes más largo y obtienes  una sola hoja.

3.Doblas esa gran hoja reforzada dejando unos tres centímetros de diferencia en uno de los bordes. Doblas ese excedente y le aplicas el pegante en los bordes.

4.Doblas uno de los extremos a uno diez o quince centímetros. Posteriormente abres ese doblez y  en el interior realizas dos más (uno arriba y otro abajo) y pegas las intersecciones.

5.Si usas el pegante casero tienes que dejarla secar por algunas horas.

 

Bolsa mediana.

Esta bolsa es más resistente que la anterior, pero tiene una capacidad menor.

Materiales 

2 hojas de papel periódico y pegante

Capacidad: de 200 a 500 gramos

  1. Aplicas el pegante  en los bordes de una de las hoja y le pegas la otra hoja. De esta forma tienes una hoja reforzada.
  2. Por la parte ancha realizamos dos dobleces, uno a cada extremo a unos 15 o 20 centímetros.
  3. Abres la hoja y doblas hacia adentro los dobleces laterales realizados. Puedes pegar lo bordes hacia adentro o hacia afuera.  

A estas bolsas puedes darles diferentes usos. En mi caso las uso para recoger la basura de las papeleras del baño y limpiar la caja de la gata.

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”)

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”) (Reducir, Reusar, Reutilizar y que se pueden Compostar)

Ideas para Empacar tus regalos de Navidad al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”)
(Reducir, Reusar, Reutilizar y que se pueden Compostar)

¡Llegó Navidad!  Y aunque por lo general me gusta dar esos regalos que no se pueden empacar y que  constan más de experiencias y sabores, tengo algunos detallitos para  mis seres queridos los cuales empacaré al estilo Desperdicio Cero (“Zero Waste”), y hoy te quiero compartir algunas ideas para que vivas la Navidad sin dejar la huella de basura que queda de  los innumerables empaques que utilizamos para celebrar estas fiestas.

  1. Evitar empacar los regalos y darles solo un toque decorativo especial: para algunas personas no empacar los regalos puede significar hacerlos menos presentables, pero si lo piensas bien no todos los regalos necesitan un empaque,  por ejemplo: una botella de vino, una planta o una bicicleta, con solo un toque decorativo como una cita o un moño  no necesitan más.
  1. Reutilizar Contendores: Esta es una idea muy versátil, y puedes usar diferentes alternativas como las siguientes:
  •  Usar frascos de vidrio:  en esta oportunidad pude comprar chocolates a granel en el restaurante vegano Loving Hut en Bogotá, y los compré utilizando el mismo empaque en el cual los voy a regalar, lo único que le agregué fue una cinta y una marquilla que hice con papel craf. En frascos también puedes  hacer algunos postres, o  armar un “kit” ya sea comestible o de cuidado personal, el límite es la imaginación.

 

empaques2

Marquilla que hice con papel craf

Reusar Bolsas: a veces muchos regalos que recibimos vienen en unos empaques muy lindos, yo los guardo y los reutilizo, especialmente cuando estoy de afán.

Canastos: me encantan los canastos y tienen muchas utilidades, por eso esta Navidad arreglé un lindo canasto para darlo como empaque. Como no quiero que sea la ancheta que se utiliza frecuentemente en  mi país, que  adicionalmente se envuelve en papel celofán, le hice un forro en tela que se  puede remover, y utilicé  algunas ramas de un pino que cortaron cerca de mi casa y que recogí. También se puede utilizar: astillas de canela, hojas, y flores secas que le da un toque fragante a tu regalo.

Empaques de navidad utilizando canastos.

Empaques de Navidad utilizando canastos.

empaques-4

Cajas de madera o Craf: al igual que la idea anterior puedes forrarlas o dejarlas de una forma sencilla.

Telas, pañuelos, pañoletas y chalinas: Esta es otra idea hermosa y muy especial, para esto puedes utilizar una tela, ojala cuadrada, y envolver tus regalos al estilo  japonés utilizando la técnica del Furoshiki, aunque es importante mencionar que envolver cosas utilizando telas o tejidos  también es utilizado por muchas culturas indígenas.

 

Empaque con tela

Empaque con tela

  1. Materiales que se pueden Compostar: es importante escoger materiales que sean biodegradables como: el papel craf, ramas, astillas de canela, flores y hojas secas, entre otros muchos más.
Materiales

Materiales

 

“Las palabras pueden mostrar el ingenio de un hombre, pero las acciones su significado” (Benjamín Franklin)

¡Feliz Navidad!

 

¿Qué tan seguro para nuestra salud es el plástico?

diapositiva1

Podría el inocente patito con el que juega tu hijo  en la bañera convertirse en una amenaza para su salud, o el contenedor en el que llevas tu almuerzo al trabajo desmejorar el estado de  tu organismo. Es difícil creer que objetos tan útiles y hermosos puedan hacerte algún daño; pero es mejor que no tomes este tema tan a la ligera  y revises de qué plástico están hechos, ya que podrías llevarte una sorpresa desagradable.

El plástico, a pesar de ser un gran invento no es un material biodegradable, y varios de los componentes que se le adicionan representan un riesgo para la salud.

 

Plásticos que debemos evitar:

Policloruro de Vinilo (PVC): Este es tal vez  el plástico más contaminante de todos, y su impacto negativo se genera desde su fabricación hasta su disposición final o incineración, siendo esta última la más peligrosa de todas.  Según información del  Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos las personas que trabajan en instalaciones donde se produce o se usa cloruro vinílico, por inhalación se exponen a padecer de cáncer de hígado, así como de cerebro y pulmón, linfoma y leucemia.

En su uso también se desprenden partículas que se le adicionan como los ftlatatos, que pueden generar desordenes reproductivos y son sospechosos de causar cáncer, y  metales pesados como el mercurio y el plomo, los cuales son neurotóxicos.

Este plástico por ser tan  económico se usa en muchas cosas como: envases, tuberías, secadores de cabello, juguetes, ropa, zapatos, entre otros.

Plásticos que contengan Bisfenol A (BFA, BPA): por lo general muchas cosas de plástico lo contienen a menos que diga libre de BPA. Este compuesto produce  innumerables afecciones a la salud, como: trastornos endocrinos y hormonales; en los hombres  descenso de los niveles de esperma, de la testosterona, la fertilidad y cambios en el comportamiento sexual; en las mujeres pueden llegar afectar el endometrio, aparición de ovarios poliquísticos, abortos y partos prematuros; también afecta el cerebro y el comportamiento de los seres humano y su metabolismo.

Se encuentra en muchos productos cotidianos de uso diario, por ejemplo: envases plástico de agua, revestimientos de latas de conservas, artículos elaborados con PVC (3),  Poliestireno (6) y Policarbonato (7).

 

imagen-plastico-codigos

“Microbeads”  o Micro plásticos: son las pequeñas partículas de plástico que se encuentran en productos de belleza como: cremas, jabones, desodorantes, perfumes entre otros,  que son agregados a estos productos para darles una mayor  textura y volumen. ¡Imagínate que cosa tan desagradable estar restregándote plástico en la cara o lavándote los dientes con esto!

El daño de estos micro plásticos no terminan en tu piel, estas partículas terminan en los océanos en donde son ingeridos por pequeños seres que son el alimentos de peces pequeños, que a su vez son ingeridos por otros peces más grandes que son los que comemos. En otras palabras es posible que  estos micros plásticos también terminen en nuestro intestino.

Verifica que tus productos no contengan: Polietileno, Polipropileno, Tereftalato de Polietileno y Polimetilmetacrilato.

Si revisas las cosas de tu casa encontraras infinidad de estos materiales por todos lados y antes de entrar en un estado de paranoia te recomiendo lo siguiente:

  • A pesar que  la vida en las grandes ciudades parezca totalmente plastificada, es importante recordar que no siempre fue así, y que podemos cambiarla y tomar un camino diferente.

 

  • Cada cambio, así sea pequeño, pero de forma progresiva cuenta, y tu ejemplo puede inspirar a otras personas a iniciar el camino de una vida con menos plástico, o por lo menos con menos plástico que se desecha en un solo uso. La cultura de Desperdicio Cero (“Zero Waste”) puede darte muchas luces para ir incorporado cambios en tu vida  que te ayudaran a usar menos plástico.

 

 

 

 

  • En lo posible compra juguetes y productos para bebes ecológicos, o por lo menos revisa el material con el cual fueron fabricados, no son pocas las noticias de los juguetes tóxicos que ponen en riesgo la salud de los más pequeños.

 

 

 

Bibliografía:

La Historia de las Cosas, Annie Leonar, Editorial Fondo de Cultura Económica, 2011.

Mis Recetas Anti cáncer, Dra. Odile Fernández Martinez, Editorial URANO, 2013.

Instituto Nacional de Cáncer .

Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. 

Agencia  Internacional para la Investigación del Cáncer 

http://storyofstuff.org/blog/lets-break-free-from-plastic/

Noticias relacionadas con juguetes tóxicos

Decomisan Juguetes tóxicos 

¿Cómo reconocer los juguetes tóxicos? 

¿Cómo escoger botellas sin BPA?

Cinco Tips para Disminuir el Desperdicio de Verduras de Hojas y Hierbas Aromáticas

Cinco Tips para Disminuir el Desperdicio de Verduras de Hojas y Hierbas Aromáticas

Cinco Tips para Disminuir el Desperdicio de Verduras de Hojas y Hierbas Aromáticas

Por lo general las verduras de hojas y hierbas aromáticas son los primeros alimentos que se dañan. Para prologar su buen estado te recomiendo cinco tips que se encuentran en el siguiente video.

 

 

Si te interesa este tema, también te invito a leer los siguientes post:

Diez Consejos para Evitar el desperdicio

La Estética de las Bananas

Diez Razones para Comprar en una Plaza de Mercado

Diez Consejos para evitar el desperdicio de comida en tu casa.

Diez Consejos para evitar el desperdicio de comida en tu casa.

Diez Consejos para evitar el desperdicio de comida en tu casa.

¡Mija desperdiciar la comida es un pecado! Eso me decía mi abuela cuando de niña trataba de dejar alguna verdura en el plato, y ella no estaba lejos de describir esta gran problemática que  nos afecta a todos.

A través de este post te quiero compartir estos diez consejos para evitar el desperdicio de alimentos, los cuales  puedes aplicar en tu casa y de paso ahorrar dinero.

  1. Una despensa organizada y limpia es la mejor aliada para planear tus compras, y así utilizar los productos antes de su fecha de vencimiento: es más fácil saber que necesitas cuando tienes estos espacios organizados,  y  adicionalmente dejas  visible y al alcance de la mano los productos que pronto se vencerán
  2. Comprar menos y con mayor frecuencia frutas y verduras, tal vez este punto sea difícil para muchas personas por el tema del tiempo, pero a veces si no planificamos nuestras comidas es posible que compremos más de la cuenta, y varios alimentos terminen perdiéndose.

    Comprar menos y con mayor frecuencia

    Comprar menos y con mayor frecuencia

  3. Planear el menú y  usar una estrategia  de flexibilidad e improvisación: para algunas personas planear todo el menú de la semana o de cada quince días puede ser algo abrumador, y en la mitad de la tarea  hasta nos quedamos sin ideas, si eres de esas personas te recomiendo que planeas tres platos especiales a la semana y que, con  los alimentos de temporada y con lo que tengas en tu casa, te inspires, crees y complementes. Es un reto a la creatividad, pero a veces te puedes sorprender, y de paso desperdiciar cada vez menos. (Ver también: La lista, frutas y verduras de temporada ahorrar en tus compras)
  4. Almacenar bien, reutilizar y complementar, cuando te queda algo que cocinaste se puede almacenar en tu nevera y reutilizarlo en tu próxima comida, en ese caso solo tendrás que preparar algo complementario. Pero trata de que no pase mucho tiempo para utilizarlo,  lo mejor sería usarlo en la comida siguiente o al otro día, así tampoco tendrás en tu nevera una infinidad de envases con restos de comida que posiblemente se perderán. (Ver también: el Secreto de EliCilantro)
  5. Almacena la comida preparada en contenedores transparentes en la nevera, por lo general si almacenas en recipientes opacos es posible que olvides que es lo que tienes guardado, y con el tiempo estos excedentes se perderán.
  6. Tener un contenedor de “Usar Pronto”: esta idea me ha gustado mucho, y consiste en tener en la nevera un recipiente en el que guardo las verduras que ya he cortado, y cada vez que voy a preparar algo revisó primero ese contenedor.

    Usar pronto

    Usar pronto

7. Lavar las frutas y verduras cuando llegues de hacer las compras: al igual que el punto No 2 puede ser algo complicado para varias personas, pero te ahorrará tiempo y agua en la semana, y prácticamente ya está listo para picar y comer, con lo cual te da menos pereza   cocinar.

8.No todo va en la nevera: muchos alimentos se dañan o pierden su sabor más rápido si los guardas en la nevera,  ese es el caso de: las papas, los tomates, las frutas, las naranjas, los plátanos, la cebolla, los pepinos, entre otros, solo guarda los anteriores alimentos en la nevera si ya los cortaste, para esto puedes usar el contenedor Usar Pronto (Punto 7) u otro recipiente.

 

Lavar las frutas y verduras cuando llegues de hacer las compras

Lavar las frutas y verduras cuando llegues de hacer las compras

9.Usos alternativos y revaluar que es un desperdicio: existen muchas alternativas para dar un uso a los alimentos y a las partes que por lo general no consumimos como: las cáscaras, y las semilla. Por ejemplo: el ripio del café se puede utilizar como un exfoliante natural, o como abono para dar más nitrógeno a las plantas que están en floración o dando frutos, las cáscaras de huevo se pueden también usar como abono, las cáscaras de naranja remojadas  y guardadas en vinagre por unas semanas te pueden servir como un limpiador multiusos al agregarle su equivalente de contenido en agua, las semillas de calabaza se pueden tostar y son un gran alimento, y así puedes encontrar una  infinidad de propiedades y usos alternativos a varias partes de los alimentos que se pierden en la basura.

Usos alternativos y revaluar que es un desperdicio

Usos alternativos y revaluar que es un desperdicio

 

10.Cocinar con amor y atención: ¿Cuántas veces hemos arruinado un plato por no prestar atención cuando cocinamos? o ¿cuántas veces sentimos que cocinar es una pesada carga, en la que perdemos mucho tiempo y que nadie aprecia en la casa?  … creo que muchas veces. Lamentablemente, en este tiempo hipermoderno en el cual no existe la pausa  despreciamos el tiempo que invertimos en cocinar, cuando cocinar es un acto de generosidad y de amor, con el cual transformamos los regalos de la naturaleza y los compartimos con las personas que amamos.

Cocinar con amor y atención

Cocinar con amor y atención

 

 

Diez razones para comprar en una plaza de mercado.

plaza (2)

Los olores y  colores exaltan mis sentidos y escucho que me dicen ¡Amor que necesitas!,  estoy en la plaza del siete de Agosto de Bogotá. Me siento atraída por la cultura popular que encuentro en este lugar, por la variedad de alimentos frescos, por la información de las regiones donde los cultivan y por comprar a granel.

Andando por  los estrechos corredores me dejo llevar por los aromas y encuentro un puesto de café: pido un tinto (café sin leche) que me cuesta menos de la mitad que el que venden en los cafés más populares de la ciudad, lo acompaño con una arepa de maíz Santandereana,  a mi alrededor solo veo un escenario que abruma mis sentidos.

Mi rutina es bien particular. Empiezo por la nueces y semillas: mientras le paso al tendero, que ya me conoce, una de mis bolsitas de tela,  él me dice con una sonrisa ¡ésta le quedó mejor hecha! después le paso otra que llenará con nueces, compro otras cosas que me hacen falta pero que por ahora no compro a granel como harina de sagú o de otras variedades exóticas que difícilmente encontraré en un supermercado. Después de pagarle me da una ñapa (en Colombiano significa un regalo por la compra) esta vez es un delicioso turrón de ajonjolí.

Plaza del siete de Agosto, Bogotá Fotografía por: Fernando Galindo

Plaza del siete de Agosto, Bogotá
Fotografía por: Fernando Galindo

Paso a comprar los granos en un puesto que tiene sesenta años de antigüedad, y me atienden como siempre una pareja  que me recuerda la dulzura de mis abuelos,  esta vez como novedad voy a llevar arroz de los Llanos que es algo amarillo y largo, muy diferente del que encuentro en los supermercados, la libra la pesan en una báscula antigua y me cuesta Col$1.800, también paso por otros puestos y me animo a comprar algunas especias y hierbas, moras y fresas para hacer mermeladas.

plaza3

Plaza del siete de Agosto, Bogotá Fotografía por: Fernando Galindo

Encuentro tanta vida y variedad en este espacio que reflexiono acerca de las razones para seguir comprando en plazas y mercados tradicionales, y me llegan a la mente las siguientes:

  1. Al comprar en estos espacios se apoyan las economías campesinas, las cuales tienen un menor impacto ambiental en cuanto a las necesidades de transporte.
  2. Se ayuda a preservar las semillas ancestrales que por lo general ofrecen alimentos más integrales y nutritivos que los que se producen a nivel industrializado y/o transgénico.
  3. Te ofrecen más alimentos y menos productos alimenticios procesados,  y su consumo  es más saludable y nutritivo.
  4. Se puede conseguir alimentos de temporada  que están en su mejor momento en cuanto a sabor, precio y valor nutricional.
  5. Los alimentos se pueden comprar a granel  con lo cual  compras lo que necesitas, se evita  el empaque y el desperdicio.
  6. Se tiene una mayor variedad de alimentos para escoger.
  7. El contacto que se tienen con la realidad del campo es más cercano.
  8. Se pueden obtener mejores precios debido a que la intermediación es menor.
  9. No te venden publicidad, ni tienes que escuchar la música del supermercado o anuncios por los parlantes.
  10. Además es delicioso y divertido.

Llegué al puesto de las artesanías, no compraré mi alcancía de barro, será en la próxima oportunidad; me siento con un poco más de energía que con la que llegue ¿Será que de tanto escuchar  “linda, mi amor, ¿en qué la puedo atender?” mi autoestima subió un poquito más? ¿Serán los colores vibrantes y  los fragantes olores de las frutas y las legumbres?  ¿Serán las sonrisas de los tenderos y la charla amena que tuve con varios de ellos? No lo sé, lo único que sé es que volveré, me encanta venir aquí.

13882128_10155511891742588_5004147233603635167_n (1)

Mis compras a granel

 

Desplastificando la vida, empecemos por las bolsas.

Desplastificando la vida, empecemos por las bolsas.

Desplastificando la vida, empecemos por las bolsas.

Para nadie es un misterio que las bolsas de plástico se encuentran en todas partes, hasta en los lugares menos sospechados como el estómago de los peces y las ballenas, las narices de las tortugas y los delfines, tanto así que se calcula que cada año un millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos mueren por el enredo o ingestión de plástico.  Es tanto el plástico que producimos y desechamos que ya tenemos un continente hecho de plástico.

Pero el plástico no solo llega a los océanos, también a la tierra, no se descompone porque no es biodegradable, aunque algunos dicen que puede tardar  entre 100 a 400 años, ¡pero quién vive tanto para confirmar esto! En resumen, el plástico permanecerá donde lo dejamos, como las 1.500 toneladas de envases, bolsas y juguetes de plástico que los Colombianos –cada año- arrojamos a los basureros, calles, ríos y campos de nuestro país.

Las bolsas plásticas que usamos por lo general se hacen con polietileno de baja densidad (PE), el cual es un polímero de la familia de los olefínicos, es decir provienen de un hidrocarburo y en un 99% de los casos provienen del petróleo, el cual es un recurso no renovable, que su explotación genera un gran costo ambiental.  Contaminamos por las dos vías: tanto por su extracción para la elaboración de bolsas plásticas, como por la disposición de éstas. Y todo este largo proceso para que llevemos a casa nuestras compras, que por cierto ya están empacadas en cajas y, en ocasiones, detrás las cajas, hay más bolsas plásticas. ¿No resulta un poco absurdo?

Colombia, mi país, por fin se une a la iniciativa de no usar bolsas plásticas o por lo menos de usarlas de una forma más consciente  a través de la  campaña ReemBÒLSAle al planeta  que se lanza este 29 de abril, liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y WWF- Colombia, con este proyecto las  bolsas menores de 30 X 30 centímetros saldrán de circulación y se promoverán los siguientes temas:

  1. Usar medios alternativos.
  2. El uso consciente de bolsas plásticas.
  3. Su reuso por lo menos de unas 15 veces.
  4. Y su entrega en puntos autorizados para que sean recicladas.

 

Todo cambio al principio es difícil, pero lo importante es organizarse para unirte a la iniciativa o, por qué no, buscar otras alternativas,  una malla, bolsas de tela o llevar las cosas en los bolsillos o en la maleta… o de pronto podríamos apoyar a nuestros artesanos recuperando el uso del canasto.

Si vives en Colombia o si eres una persona más consciente y quieres en lo posible eliminar las bolsas plásticas de tu vida, te recomiendo lo siguiente:

  • Siempre lleva en tu cartera, maleta o a la mano un bolsa de tela liviana que puedas doblar; por lo general, en el camino, nos acordamos de que tenemos que comprar algo.
Algunas de mis bolsas para ir de compras.

Algunas de mis bolsas.

  • Compra bolsas retornables ya sean las que venden en los supermercados o en otros sitios,  y antes de ir a realizar las compras llévalas contigo, entre tres a cinco bolsas o hasta más, depende de la cantidad de lo que compres.
  • Lleva otras bolsas de tela o reusa bolsas plásticas que tengas en tu casa para empacar algunas frutas  y verduras como tomates, limones, papas, entre otras.

    Algunas de mis bolsas de tela.

    Algunas de mis bolsas de tela.

  • No todo requiere una bolsa, por ejemplo algunas frutas y verduras como la papaya, los bananos, entre otros nos las requieren, no todo se tiene que empacar.

 

Yo seguiré buscando mi canasto, canasta o cesta para completar mi kit para las compras y de paso apoyar el sector artesanal de mi país.

Fuente imagen:www.freepik.es

Fuente imagen:www.freepik.es